Senegal o cómo sobrevivir a una pandemia con 12 camas hospitalarias

Una actuación rápida por parte de los profesionales sanitarios y utilizar el arte como vehículo de comunicación con la sociedad han sido claves para el éxito de la gestión de la pandemia en el país. 

 

El coronavirus llegó al país africano a finales de febrero, cuando un ciudadano francés regresó a la capital, Dakar.

A pesar de que Senegal solo tiene 7 médicos por cada 100.000 habitantes  y solo 12 camas en el centro de tratamiento epidémico del Hospital Fann, en la capital, lo cierto es que el país ha llevado a cabo una gestión ejemplar frente a la crisis del coronavirus.

Pero ¿cómo ha conseguido un país con pocos recursos hacer frente a la pandemia?

 

TEST GRATIS

La doctora Khardiata Diallo, del Hospital Fann, no solo formó parte del equipo que trató el único caso de ébola en el país en 2014, sino que también tiene experiencia en los brotes de cólera. Todo este recorrido le sirvió a Diallo para saber que, si querían contener el virus, la agilidad era el primer requisito.

Desde el comienzo de la crisis sanitaria mundial, sus colegas del Instituto Pasteur de Dakar instruyeron a otros profesionales de decenas de países para que supieran realizar las pruebas.

De esta manera, en el mes de abril, más de 40 países de África eran capaces de diagnosticar la enfermedad  de manera eficaz.

Actualmente, el laboratorio de Dakar está en funcionamiento durante las 24 horas del día y, los que se acercan con síntomas, pueden realizarse las pruebas de manera gratuita y con el resultado en 8 horas.

Sin embargo, también han surgido ciertas preocupaciones por el bajo número de pruebas que se han realizado a lo largo del continente africano, por lo que el Centro Africano para el Control de Enfermedades está apoyando a los países para aumentar estos niveles de testeo.

Ante este escenario, el Instituto Pasteur y su jefe en virología, Amadou Sall, impulsaron dos equipos de prueba caseros de la firma británica Mologic. Uno de ellos es parecido al PCR y el segundo identifica si la persona ha desarrollado anticuerpos contra el coronavirus, por lo que detecta si ha tenido el virus anteriormente.

 

ARTE COMO VEHÍCULO COMUNICATIVO 

La revista Foreign Policy otorgó la mejor puntuación a Senegal por su estrategia comunicativa con respecto a la pandemia del coronavirus.

Los mejores músicos del país lanzaron la canción Daan Corona (‘Derrotar al coronavirus’ en wolof) para concienciar a la población sobre las medidas preventivas y de higiene para evitar el contagio.

Quedarse en casa y lavarse las manos son algunos de los consejos que cantan los artistas. Pero no solo la música ha sido el vehículo de comunicación en la pandemia, también la pintura.

Varios murales se han instalado en el país africano para no irse. En ellos, se reflejan las técnicas apropiadas para la evitar la transimisión: distanciamiento social, lavado de manos, toser en la parte interna del codo, etc.

 

INSTALACIÓN DE MEDIOS 

Algunas zonas, además, se instalaron lavabos públicos para que las personas pudieran lavarse las manos y, desde los primeros días de la pandemia, se declaró el cierre total de las escuelas y un toque de queda nocturno.

Las instalaciones públicas introdujeron controles de temperatura a sus entradas y las mascarillas fueron obligatorias desde el mes de abril hasta hoy.

La adaptación de recursos y medios ha permitido que Senegal, que tiene una población de 16 millones de habitantes, haya contabilizado algo más de 15.000 contagiados y 313 fallecidos.