Turismo responsable: el compromiso del turista con el entorno

El turismo responsable es el que nos permite conocer, lugares increíbles cerca de casa pero también impulsar las economías locales en plena época de pandemia. Una verdadera ayuda en tiempos difíciles para un sector que se ha transformado en el principal motor económico del país.

 

En el Día Mundial del Turismo, merece la pena revisar precisamente ese concepto. Además de las medidas básicas como la mascarilla, la higiene o la distancia, es importante ser consciente de nuestro impacto en el lugar que nos recibe. Practicar un turismo responsable aporta un mayor valor al turista y al lugar que lo acoge.

Las entidades bancarias también necesitan ser responsables. y apoyar al sector turístico. CaixaBank concedió 1.100 millones de euros en créditos durante el primer cuatrimestre del año al sector hotelero. Se trata del 48 % más que el mismo período del año anterior. Esta financiación se ha concretado en más de 2.400 operaciones por todo el territorio nacional.

La idea es conseguir un compromiso del viajero con el entorno y así lograr que el impacto del viaje sea exclusivamente positivo. Es un concepto ligado al de turismo sostenible, cuyo objetivo es unir el interés del visitante con la conservación de los recursos del lugar visitado. Consiste en evitar las amenazas como la masificación de ecosistemas, patrimonio, comunidades y economías locales.

El turismo responsable es necesario. Porque si no nos responsabilizamos de nuestro impacto al viajar, nunca podrá ser el turismo una industria sostenible. Estas son algunas ideas para hacer tu viaje más sostenible:

 

  • Medidas anti-COVID19. Ahora más que nunca, no relajar las medidas de higiene para evitar contagiarse y contagiar a los que viven en el lugar visitado.

 

  • Planificar de antemano. Elegir itinerarios alternativos o poco habituales para no contribuir a la masificación. También familiarizarse con las costumbres y la cultura del lugar.

 

  • Sitios cercanos. Ahora que el sector turístico se resiente es de gran ayuda reactivar las economías locales. Una buena idea en este sentido son las rutas por la España vaciada.

 

  • Lugares sostenibles. Elegir alojamientos que apuesten por el empleo local y por las políticas sostenibles, así como buscar certificaciones oficiales de sostenibilidad.

 

  • Huella de carbono. Optar por lugares que favorezcan caminar o la bicicleta. También realizar rutas turísticas de cero emisiones.