Riba-roja aprueba una nueva ordenanza de circulación orientada hacia el transporte no contaminante

El objetivo de esta ordenanza es reducir la emisión de gases, ruidos y humos contaminantes en el término municipal

La medida ha contado con el apoyo del PSPV, Compromís, l’Esquerra y Ciudadanos, mientras que el Partido Popular, Vox y Podemos Riba-roja se han abstenido

La orden recoge, además, la creación de las Zonas30 en las que se establece una velocidad de circulación máxima de 30km/h para dar prioridad a las personas al tiempo que se reducirán también los niveles de contaminación atmosférica

 

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria (Valencia) ha aprobado la nueva ordenanza de circulación, seguridad vial y movilidad sostenible en la que se enfatiza el uso de las bicicletas y de los medios de transporte no contaminantes así como se establece la creación de espacios de uso exclusivo para peatones. 

El consistorio del municipio valenciano comparte, a través de una nota, que el objetivo de esta nueva ordenanza es “reducir la emisión de gases, ruidos y humos contaminantes en el término municipal”.

De este modo, en las áreas de prioridad residencial, “se restringe el acceso, circulación y estacionamiento de vehículos para preservarlas de la emisión de ruidos, gases, humos y partículas contaminantes, en especial en aquellas zonas históricas y residenciales del término municipal.”.

La medida ha contado con el apoyo del PSPV, Compromís, l’Esquerra y Ciudadanos, mientras que el Partido Popular, Vox y Podemos Riba-roja se han abstenido.

El alcalde de Riba-roja, Robert Raga, ha destacado que esta ordenanza “supone una apuesta clara de este gobierno por el uso de los medios de transporte ecológicos y respetuosos con el medio ambiente y una regulación completa y eficaz de aquellos medios cuyo uso se ha extendido en los últimos años de forma que puedan coexistir en armonía con los peatones y los vehículos a motor”.

Asimismo, la medida recoge la creación de las ‘Zonas30’, áreas en las que se fija una velocidad máxima de 30km/h para “dar prioridad a las personas al tiempo que se reducirán también los niveles de contaminación atmosférica”.

Además, el Ayuntamiento de Riba-roja ha anunciado que se procederá a la creación de puntos para aparcar las bicicletas en el casco urbano del municipio mientras que, para los patinetes eléctricos, se establecerá una red de áreas de cargas completa.