El confinamiento ha aumentado exponencialmente el uso de los dispositivos digitales. Así lo ha puesto de manifiesto “El bienestar personal y el uso de la tecnología en confinamiento”, un estudio publicado por el Observatorio Social de “la Caixa”. De media, se dedicaron más de nueve horas al día a las pantallas en estas fechas. Además, el 70 % de los encuestados dicen haber aumentado bastante o mucho el uso de tecnologías digitales en este periodo.

 

El confinamiento ha cambiado nuestro modo de vida. El análisis muestra que el tiempo de uso medio de dispositivos electrónicos en confinamiento aumentó hasta más de nueve horas diarias. De las cuales, 5 horas y 22 minutos fueron empleadas para trabajo o estudios, mientras que las otras 5 se usaron para comunicarse con amigos y familiares. El 19% de los encuestados aseguran que han usado más estos dispositivos y el 52% asegura que bastante. Tan solo el 3 % dice no estar usando la tecnología más que antes de la crisis sanitaria. Por ello, los autores del estudio, de la Universidad de Navarra, han sacado varias conclusiones sobre la cuarentena.

 

CONCLUSIONES

  • Una utilización de los dispositivos se relaciona con menor bienestar. Especialmente entre los que recurren a ella para evadirse de los problemas, entretenerse, cotillear sobre la vida de los demás o informarse sobre el COVID19.

 

  • Puede que la tecnología no sea la causa sino la consecuencia. Ya que la gente con más problemas sociales son los que más recurren a los dispositivos para evadirse.

 

  • La tecnología usada para organizarse el trabajo puede incrementar el bienestar.

 

  • Jóvenes, mujeres y gente sin estudios superiores tienen niveles más bajos de bienestar que mayores, hombres y personas con estudios universitarios.

 

  • Las personas que han destinado más tiempo a la práctica de ejercicio físico y aficiones sin pantallas presentan niveles más altos de bienestar.

 

  • Las relaciones con amigos y familiares se han mostrado especialmente valiosas para mejorar el bienestar en época de distanciamiento social.

 

  • Aunque el virus afecte más a los mayores, los jóvenes han sido los más afectados por la pandemia. Quizás porque ha supuesto un cambio más brusco en su vida que para los mayores.

 

Para desarrollar el análisis se realizó una encuesta internacional con más de 9.300 respuestas entre el 29 de marzo y el 20 de junio de 2020. Entre los países participantes están España, Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Perú, Uruguay y Venezuela. El estudio ha sido realizado por Javier García-Manglano, Charo Sádaba, Cecilia Serrano y Claudia López, del grupo de investigación Jóvenes en Transición, del Instituto Cultura y Sociedad (ICS) de la Universidad de Navarra.