La UE mantiene “intensas” gestiones diplomáticas para frenar la crisis en Nagorno-Karabaj

FUENTE: EUROPA PRESS

 

La Unión Europea ha señalado que mantiene “intensas gestiones diplomáticas” para lograr el cese de las acciones militares en la convulsa región de Nagorno-Karabaj, donde este domingo se han reanudado los enfrentamientos entre tropas de Azerbaiyán y Armenia.

El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, mantuvo contactos con los ministros de Exteriores de ambos países a los que subrayó la importancia de pactar un alto el fuego inmediato. El jefe de la diplomacia les transmitió a ambos que no hay solución militar al conflicto y que “la única salida adelante” es volver a la mesa de negociación de la OSCE, sin establecer condiciones previas.

En rueda de prensa su portavoz, Peter Stano, ha defendido el “intenso” trabajo diplomático de la UE en la zona con el foco puesto en rebajar las tensiones militares, después de que se hayan reportado varias decenas de muertos en las filas de Armenia y Azerbaiyán. “Ha habido contactos a distintos niveles. Estamos muy activos para establecer canales con todos los actores que puedan ayudar a frenar las hostilidades”, ha indicado.

“Estamos realizando los contactos diplomáticos necesarios, además apoyamos el esfuerzo de la OSCE y la comunicación con todos los actores que tienen influencia en el escenario”, ha asegurado, reiterando que las labores diplomáticas de la UE no se limitan a la actividad de Borrell, ya que juegan un papel importante las delegaciones del bloque en el terreno.

Sobre el apoyo mostrado por Turquía a Azerbaiyán, Stano ha pedido que Ankara contribuya al cese de los ataques y a una solución pacífica del conflicto. De esta forma, ha subrayado que aparte de las llamadas a Bakú y Erevan, todos los actores regionales tienen una responsabilidad para rebajar los choques militares. Si bien, no ha confirmado contactos directos con las autoridades turcas sobre Nagorno-Karabaj.

“La escalada que vemos ahora es preocupante y existe un riesgo real para la región. Nadie va a sacar provecho de una guerra, esto es lo que intentamos evitar, por lo que pedimos a los actores implicados que cesen las hostilidades y al resto de actores con influencia que contribuyen a frenar las confrontaciones”, ha afirmado el portavoz de Borrell.