CaixaBank y Endesa llevan a cabo su primera operación de factoring sostenible

Endesa ha firmado su primera operación de factoring sostenible. Se trata de una financiación de capital circulante a corto plazo mediante la cesión a una entidad financiera de derechos de cobro. Una vez validada, la operación se lleva a cabo sobre facturaciones de minoristas en el mercado y está condicionada a cumplir los objetivos sostenibles.

 

Esta operación de factoring forma parte de la estrategia de Endesa en finanzas sostenibles. Y en ella hay incentivos de precio que dependerían del cumplimiento de objetivos acerca de la sostenibilidad. El volumen de operaciones anuales con clientes cuyo cobro se cede a la entidad financiera es de alrededor de 450 millones de euros. El compromiso con los objetivos sostenibles supone una mejora en el precio de las cesiones a causa del incremento de la potencia renovable de Endesa.

Concretamente, Endesa se compromete con llevar a cabo una capacidad de generación hasta 2022, con fuentes de energías renovables de 2.800 megavatios, adicionales a los 7.500 megavatios ya en funcionamiento. Estos acuerdos sobre sostenibilidad potencian el compromiso de Endesa con la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Especialmente con el objetivo 7 de “asegurar el acceso a energías asequibles, fiables, sostenibles y modernas para todos”. Al llegar a la mitad del año, Endesa tenía el 44% de su deuda vinculada a la sostenibilidad, tras dos operaciones de factoring en abril y mayo que suman 4.550 millones.

 

CaixaBank y la financiación sostenible

CaixaBank refuerza estos principios de inversión sostenible y apuesta por ella como táctica para gestionar sus riesgos. En su actividad apoya proyectos sostenibles con el medio ambiente y que contribuyen a evitar el cambio climático y a potenciar una transformación hacia una economía baja en carbono.

CaixaBank está colocado como una de las entidades a la cabeza en financiación respetuosa con el medio ambiente. En 2019 fue el primer banco del Ibex 35 en emitir un bono social que fomenta los ODS de las Naciones Unidas. Además, en julio de 2020 emitió otro nuevo bono social de 1.000 millones para la financiación de pymes y microempresas en la mitigación de los efectos de la COVID-19.