Manaos: ¿primera ciudad del mundo en alcanzar la inmunidad de rebaño?

Brasil es el país de América Latina que más ha sufrido las inclemencias de la COVID-19.

Además, no solo ocupa esta triste posición en el continente latinomaericano puesto que, a nivel mundial, el país liderado por Jair Bolsonaro ocupa el tercer puesto por detrás de India y Estados Unidos.

De los casi 5 millones de contagios y más de 140 mil fallecimientos registrados en Brasil, 134 mil contagios y casi 4 mil muertos pertenecen a la Amazonia brasileña, concretamente a la ciudad de Manaos.

Manaos cuenta con más de 2 millones de habitantes y han sido las condiciones de esta importante y poblada zona de Brasil las que han provocado un mayor impacto de la enfermedad.

La población de Manaos, en su totalidad indígena, no cuenta con las mejores condiciones de salubridad ni tampoco económicas para hacer frente a una pandemia de esta magnitud.

Un hecho que ha resaltado el marcado carácter mortífero que ha tenido Manaos desde el principio de esta emergencia sanitaria.

Sin embargo, un estudio preliminar publicado por la plataforma medRxiv apunta que Manaos, capital de la amazonia brasileña, podría haber alcanzado la ansiada inmunidad de rebaño.

Pero, ¿Cómo ha podido esta ciudad alcanzar este grado de defensa frente a la COVID-19? ¿En qué datos se apoya la plataforma médica para sugerir que Manaos podrías ser un punto libre de coronavirus?

¿QUÉ ES LA INMUNIDAD DE REBAÑO?

Durante toda la pandemia se ha hablado de la inmunidad frente a la COVID-19 y un término que cada vez es más familiar es el de la ‘inmunidad de rebaño’.

La inmunidad de rebaño es, en definitiva, la protección de una determinada población ante una infección debido a la presencia de un elevado porcentaje de individuos inmunes en la misma.

Es decir, en un lenguaje más coloquial, cuantas más personas resultan contagiadas de un virus, más personas quedan inmunizadas ante la enfermedad. Por lo tanto, cuanto más alto sea el número de usuarios inmunes, más baja será la probabilidad de que nuevas personas resulten infectadas.

Esto es lo que ha ocurrido en Manaos. La incidencia del coronavirus ha sido tan alta en la capital de la amazonia brasileña que gran parte de esta población ha quedado protegida ante la enfermedad.

LA ALTA EXPOSICIÓN AL VIRUS, LA CLAVE

Según resaltan en el mencionado, la comunidad de Manaos ha estado tan expuesta al coronavirus y ha registrado tantos contagios que, ahora, un alto porcentaje de los ciudadanos de Manaos han quedado inmunizados frente a la COVID-19.

Es más, como reflejan en el estudio, “un 66% de la población de Manaos desarrolló anticuerpos al covid-19″ resalta el grupo de 34 científicos que ha participado en esta investigación.

La propia exposición al virus llevó a la caída del número de nuevos casos y muertes en Manaos”, refleja la coordinadora de la investigación, Ester Sabino, en una entrevista a la agencia FAESP, recogida por AFP.

“La exposición al virus en sí provocó una caída en el número de nuevos casos y muertes en Manaos. Sin embargo, nuestros resultados indican una seroprevalencia mucho mayor que la estimada en estudios previos”, señala Sabino mientras apunta que “la tasa de infección particularmente elevada sugiere que la inmunidad de rebaño tuvo un papel significativo en la dimensión de la epidemia en Manaos”.

Sin embargo, en contraposición a estos resultados publicados por el estudio, diversos especialistas han alertado de los graves daños que puede causar exponer a las poblaciones mundiales a la inmunidad de rebaño.

Aunque esto haya resultado efectivo en Manaos, muchos expertos señalan que la inmunidad de rebaño tiene “una cierta duración” y que, como refleja Florian Krammer, profesor de microbiología en la Icahn School of Medicine de Nueva York, “la inmunidad colectiva es la señal del fracaso del gobierno para controlar un brote y eso se está pagando con vidas”.