CaixaBank te ayuda a prevenir fraudes contra tu empresa

Llevar una empresa es una tarea apasionante y a la vez muy compleja por los problemas que trae. Por ello es importante proteger tu negocio de fraudes que amenazan a empresas tanto pequeñas como grandes. CaixaBank te propone algunos consejos para evitar este tipo de prácticas.

 

Los fraudes a empresas son uno de los principales problemas a los que se enfrentan negocios de todos los tamaños. Así lo señala la Encuesta Global sobre Fraude y Delitos Económicos, elaborada por la consultora PWC. Casi la mitad de las empresas, el 47%, han sido víctimas de engaños fraudulentos en los últimos dos años. De ellas, el 13% había perdido más de 50 millones de dólares por esta causa.

Al conocer esta situación, los expertos Jordi Sánchez y Javier Jiménez, del Departamento de Seguridad de CaixaBank, ofrecieron algunas claves durante la jornada “Fraude al cliente bancario en el contexto de la empresa”, organizada por CaixaBank.

 

  • Evitar las prisas. Muchos estafadores intentan provocar prisas para que sus víctimas tomen decisiones sin pensar bien en lo que están haciendo. Por ejemplo, en el fraude del CEO los ciberdelincuentes suplantan una identidad para ordenar a un subordinado un envío de dinero con una llamada de rapidez para que la víctima no tenga tiempo de comprobar si de verdad es su superior. Por ese motivo, lo aconsejable es comprobar siempre la autenticidad de la petición antes de realizar acciones que impliquen movimiento financiero.

 

  • Examinar bien las comunicaciones recibidas. Es muy común que los estafadores pidan contactar con terceros y realizar pagos mediante varias transferencias de dinero en lugar de una sola. Por ello, si analizamos con detenimiento los mensajes será más sencillo probar si provienen de una web falsificada y detectar los fraudes.

 

  • Verifica, conciencia y protege. Es importante sospechar de cualquier petición poco habitual, así como concienciar al personal de la empresa para que se mantenga alerta contra los fraudes. También es poco recomendable facilitar datos a la ligera, por lo que se debe restringir al máximo la información pública de un negocio. También hay que proteger la información de los clientes de la empresa para prevenir el fraude de las facturas falsas.

 

  • Una vez hayas sufrido el fraude. Tanto si lo han intentado como si han conseguido llevar a cabo el fraude lo primero que hay que hacer es ponerse en contacto con la entidad bancaria responsable. El tiempo de reacción es muy importante tanto para avisar a la entidad como para presentar una denuncia policial que permitirá a la entidad retrocederla a tiempo. Por último es de vital importancia guardar toda la información y documentación que guarde relación con el fraude que hemos sufrido para ayudar a la investigación policial.