Riba-roja inicia las tareas de rastreo de COVID-19 en las aguas residuales del municipio

Las zonas en las que se realizarán estas tareas de rastreo serán en Valencia La Vella, Masía de Traver y en la EDAR del sector 13

Este plan de rastreo combina muestreo adaptado y análisis rápidos para realizar un seguimiento de la evolución del virus en aguas residuales y anticipar la aparición de posibles nuevos brotes en la población

 

El Ayuntamiento de Riba-roja, en colaboración con la empresa gestor del ciclo del agua Hidraqua y los laboratorios Labaqua, han puesto en marcha unas tareas de monitorización de las aguas residuales del municipio para conocer y cuantificar la presencia de la COVID-19 en ellas.

Asimismo, el consistorio informa que “esta herramienta combina plan de muestreo adaptado y análisis rápidos  para realizar un seguimiento de la evolución del virus en aguas residuales y anticipar la aparición de posibles nuevos brotes en la población”.

Las zonas en las que se realizarán estas tareas de rastreo serán, según comparte el Gobierno local, en Valencia La Vella, Masía de Traver y en la EDAR del sector 13, una zona localizada en el área industrial del municipio.

Para conocer los pasos de este procedimiento de detección, el alcalde de Riba-roja, Robert Raga, se ha reunido con los responsables ambas entidades participativas para, por un lado, revisar los puntos de muestreo establecidos para la toma de muestras y, por otro lado para conocer los puntos sensibles de la ciudad que se deben analizar de cara a posibles rebrotes como residencias de ancianos y centros de salud, según comparte el consistorio en una nota.

Por su parte, Raga ha señalado “la importancia de activar todos los mecanismos disponibles para poder atacar la pandemia. La vigilancia del SARS-CoV-2 en aguas residuales puede permitir avanzarnos a los casos de COVID-19 para adoptar medidas efectivas inmediatas frente a una posible nueva ola de infecciones”.