Perú: ¿qué hacía un local nocturno abierto en medio de la pandemia?

Al menos 13 personas han perdido la vida este sábado tras una estampida en una discoteca de Lima (Perú) creada por una redada policial. 

Unas 120 personas estaban dentro del local, ajenos a la prohibición de hacer reuniones sociales establecida por el Gobierno con el objetivo de frenar el creciente avance de la pandemia de la COVID-19 en el país.

El Ministerio de Interior elaboró un comunicado en el que se señala que a las 9:00 PM (hora local) del sábado, varios vecinos de Los Olivos, el barrio donde se encuentra la discoteca en cuestión, llamaron a la policía alertando sobre una fiesta, antes de que entrase en vigor el toque de queda impuesto para frenar la propagación del coronavirus.

Este toque de queda declarado por el Gobierno local daba comienzo a las 22:00 horas de esa noche y finaliza el 24 de agosto a las 4:00 horas.

Cuando la policía llego a la discoteca, los asistentes intentaron escapar de manera descontrolada. En ese preciso momento, comenzó la tragedia.

“Las personas que estaban en el segundo piso y las escaleras daban justo a la calle, al finalizar las escaleras había una puerta metálica que abría para adentro, entonces en esas circunstancias las personas se ponen nerviosas, algunos empezaban por salir y se cierra la puerta. Todos por desesperación por salir se quedaron atrapados, también nuestro capitán con dos policías más“, declaró el comandante general de la Policía Nacional de Perú, Orlando Velasco a la emisora RPP.

Pero ¿por qué ocurrió esta estampida?

 

BLOQUEO

Había una única puerta de entrada, por lo que, a medida que los asistentes huían, se quedaban atrapados entre la escalera del local y la puerta.

El ministro de Interior asegura que los policías en ningún momento cerraron la puerta. Sin embargo, varios testigos han señalado que las autoridades dispararon y utilizaron gases lacrimógenos para dispersar a las personas, aunque el Ministerio de Interior lo niega.

VÍCTIMAS 

Cuando las autoridades consiguieron abrir la puerta mediante sogas, varios asistentes permanecían unos encima de otros en el interior del local afanándose por salir del establecimiento.

Uno de ellos murió in situ y otros 12 de camino al hospital. De estos 13 fallecidos, 12 eran mujeres y 11 de ellos tenían la COVID-19.

Por otra parte, las autoridades han reconocido que desconocían el momento en el que empezó a funcionar este local nocturno y si contaba con la licencia para su apertura y funcionamiento. Velasco, además, detalló que el establecimiento pertenecía a una empresa textil.

“El inmueble donde se ha realizado esta reunión, donde funciona Thomas Restobar, pertenecería a la empresa Monditex, también tenemos la información de los gerentes y propietarios, pero lo mantenemos en reserva por la investigación”, comunicó a RPP.

 

NO ES LA PRIMERA VEZ 

Javier Sulca, el regidor del distrito de Los Olivos, aseguró a la prensa local que “no era la primera vez que sucede este hecho, esta es la cuarta vez”. A lo largo de la cuarentena, han recibido varias denunciar del mismo local y, además, Sulca añadió que las primeras quejas se registraron desde las 4:00 PM (hora local).

Martín Vizcarra, el presidente de Perú, ha lamentado públicamente lo sucedido y ha pedido que se realice una investigación “rigurosa” para atar los cabos que han quedado sueltos del motivo de la estampida y de por qué ese local seguía abierto.

 

“Tengo cólera e indignación por los responsables de organizar estos eventos. No puede ser que a pesar del llamado a la conciencia cívica que hacemos todos los días, cuando tenemos población como el personal de salud que expone su vida para salvar otras, haya empresarios como estos dueños que disponen la vida de las personas al organizar estos eventos”

Martín Vizcarra, presidente de Perú

 

SITUACIÓN DE PERÚ 

Por su parte, la pandemia se vuelve insostenible en el país, a pesar de que fue uno de los primeros países de Latinoamérica en tomas medidas frente al coronavirus.

Los contagios casi rozan los 600.000 y ya se registran más de 27.600 fallecidos, de acuerdo con los datos ofrecidos por el Ministerio de Salud peruano.

Con estas cifras alarmantes, Perú se posiciona como el sexto país más afectado por la pandemia a nivel mundial y el segundo en Latinoamérica.