“4 crisis históricas en EE. UU.” y 4 propuestas de Joe Biden

Esta semana, Joe Biden aceptó de manera oficial la nominación del Partido Demócrata a la presidencia.

En su discurso, el demócrata elaboró una dura crítica en contra de su adversario, Donald Trump, y, por supuesto, llamó a los estadounidenses a que lo votasen.

Sin embargo, a pesar de que prometió “superar esta etapa de oscuridad” por la que está pasando Estados Unidos, lo cierto es que a Biden se le plantean ciertos frentes abiertos.

¿Cómo va a enfrentar la recuperación?

 

1. PANDEMIA 

El coronavirus también ha teñido los discursos de los candidatos de las elecciones presidenciales estadounidenses.

El país registra más de 170.000 fallecidos por COVID-19 y alrededor de 5 millones de contagiados. En cuanto al coronavirus se refiere, Estados Unidos lidera todas las listas.

“La tragedia por la que estamos pasando ahora no tenía que ser así de grave”. Con esta afirmación, Biden dio pie a explicar su estrategia nacional frente a la pandemia que, según asegura, lleva diseñando desde el pasado marzo.

Este plan se basa en el desarrollo y despliegue de rápidas pruebas de coronavirus “con resultados disponibles de forma inmediata”, dando solución, de esta manera, en uno de los talones de Aquiles a lo largo de la pandemia del país: los errores y la tardanza de los resultados de las pruebas.

En este sentido, el candidato demócrata también prometió producir en Estados Unidos suministros médicos y protectores, con el fin de no estar dependiendo de otros países, como China.

Si bien no aportó muchos detalles, Biden también puso sobre la mesa la polémica reapertura de las escuelas, señalando que su actuación dependerá de la opinión de los expertos. Asimismo, aseguró que aprobará un “mandato nacional” para que todos los estadounidenses lleven mascarilla “no como una carga, sino como deber patriótico”, como subrayó el candidato a entrar en la Casa Blanca.

 

2. CRISIS ECONÓMICA 

La pandemia del coronavirus también ha golpeado sin miramiento a la economía mundial. No trabajar para quedarse en casa y protegerse de la COVID-19 ha supuesto que muchos negocios hayan echado el cierre y que más de 50 millones de personas perdieran el empleo en Estados Unidos.

Aunque lejos de detallar su plan de actuación, Biden no dudó en prometer la creación de 5 millones de nuevos empleos en las industrias tecnológicas y manufactureras “para que el futuro sea fabricado en Estados Unidos”; inversión en infraestructuras modernas; reducción de los costes de los servicios sanitarios o en el ámbito educativo.

Pero ¿cómo?

“No estoy buscando castigar a nadie, lejos de ello, pero ha llegado el momento de que los más adinerados y las grandes corporaciones paguen su parte“, indicó Biden.

Junto a estas inversiones para paliar la crisis económica, también sumó otras promesas:

  • Un sistema inmigratorio que empodere la economía y refleje los valores estadounidenses
  • Un sistema educativo que “forme a nuestra gente para los mejores trabajos del siglo XXI”
  • Uniones sindicales reforzadas
  • Igualdad salarial para las mujeres
  • Aumentos salariales y la mejora de las condiciones de los trabajadores esenciales durante la pandemia
  • Protección de la seguridad social y el seguro médico

Una cadena de promesas, con pocos detalles, que acabó con un “tienen mi palabra”.

 

3. JUSTICIA RACIAL 

El asesinato de George Floyd el pasado mes de mayo al ser asfixiado por un policía. En su discurso, Biden no dudó en hacer un llamamiento a la unidad de Estados Unidos y acabar con “el odio”.

“La historia de Estados Unidos nos dice que ha sido en nuestros momentos más oscuros cuando hemos conseguido nuestros grandes progresos. Cuando hemos encontrado la luz. En este oscuro momento, creo que estamos preparados para avanzar de nuevo” aseguró Biden, para añadir que “en Estados Unidos, todo el mundo, y digo todo el mundo, debería tener la oportunidad de ir hasta donde sus sueños y la capacidad que le ha concedido Dios le lleve”.

 

4. CAMBIO CLIMÁTICO 

De nuevo, a falta de detalles, el candidato demócrata aseguró que el cambio climático es un asunto primordial. Señaló que “una de las voces más potentes que estoy escuchando en el país viene de la gente joven. Están alzando la voz contra la desigualdad y la injusticia que crece en Estados Unidos. Injusticia económica. Injusticia racial. Injusticia medioambiental“.

El candidato republicano y actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, como ya es habitual, se limitó a tuitear durante todo el evento de los demócratas.

Sobre el discurso de su oponente, Trump asegura que “en 47 años Joe no hizo nada de lo que ahora habla. Nunca va a cambiar, ¡son solo palabras!”.

La próxima semana será su turno y el de sus compañeros de partido en la Convención Nacional.