Agnes Chow: malos tiempos para ser activista por la democracia en Hong Kong

Algunos la llaman “la verdadera Mulán” y, solo con 23 años, se ha convertido en una de las figuras más famosas de Hong Kong por su incansable lucha por la libertad.

Reuters

Chow fue arrestada a comienzos de semana bajo el amparo de la nueva ley de seguridad impuesta por el Gobierno chino, acusándola de “connivencia con fuerzas extranjeras”.

Tal es la dureza de la legislación, que la joven podría enfrentarse a cadena perpetua si es declarada culpable.

Pese a que fue puesta en libertad bajo fianza el miércoles, su arrestó levantó una ola de protestas, indignación y apoyo a Chow. Era inevitable, la joven hongkonesa se ha convertido en un ejemplo de lucha y, para muchos, es la “verdadera Mulán”.

 

MULÁN ENVUELTA EN POLÍTICA 

Lo cierto es que la comparación no solo se establece por el espíritu guerrero de ambas, sino porque, de un momento a otro, también entró en escena la protagonista de la nueva versión de la película Disney, a actriz chino-estadounidense Liu Yifei.

Desde el pasado año, los ciudadanos de Hong Kong salieron a las calles para manifestarse en contra de la ley de seguridad que quería imponer China y para pedir reformas democráticas. Estas protestas estuvieron bañadas de enfrentamientos y de violencia entre los manifestantes y las autoridades policiales, acusada de abusar de su fuerza.

Fue entonces cuando la actriz que interpreta a Mulán, esa heroína que va en pos de la libertad, compartió a través de la red social de Weibo un mensaje que no dejó indiferente a nadie: “Yo también apoyo a la policía de Hong Kong. Ahora pueden atacarme”.

La polémica estaba servida.

Los manifestantes empezaron a lanzar críticas en contra de Liu, acusándola de apoyar la brutalidad policial, mientras que, personas afines al Gobierno de China no dudaron en apoyarla públicamente.

La comparación tampoco se hizo esperar. Los hongkoneses consideraron que la joven Agnes Chow era la verdadera representación de una heroína a pie de lucha por la libertad.

 

PARTIDO PRODEMOCRÁTICO

Con solo 15 años, Chow se unió a un movimiento liderado por gente joven que estaba en contra la implementación de la “educación moral y nacional” en las escuelas públicas, el tipo de educación que se da en China continental.

En una de estas protestas, Chow conoció al famoso activista Joshua Wong, y ambos serían figuras imprescindibles en el Movimiento de los Paraguas, unas protestas que reivindicaron el derecho de elegir al líder.

Aunque estas manifestaciones carecieron de éxito, sí sirvieron para que se creara el partido prodemocrático Demosisto en 2016.

 

ARRESTOS 

Dos años después de la creación del partido, Chow renunció a su nacionalidad británica y pospuso sus estudios universitarios para presentarse a las elecciones locales.

Sin embargo, las autoridades consideraban que la joven apoyaba la “autodeterminación” en Hong Kong, por lo que su candidatura fue rechazada.

Cuando, en 2019, comenzaron las protestas en contra de la ley que permitía los sospechosos de algunos delitos fueran juzgados en China continental, Chow fue arrestada.

Finalmente, el 30 de enero de este año entró en vigor la ley de seguridad china. Muchos políticos en pos de la democracia optaron por huir y Chow se desbancó del partido Demosisto, pero se quedó en Hong Kong.

“He sido arrestada cuatro veces y esta fue la más aterradora. Pero incluso en la comisaría de policía, todavía puedo escuchar a través de mis abogados el amor y la preocupación que todos tienen por mí”

Agnes Chow

Esta semana, Chow fue arrestada en una operación de seguridad, ya que, según la nueva ley, es completamente ilegal manifestarse en contra del Gobierno central de China y el regional de Hong Kong.

Ahora, la denominada “verdadera Mulán”, se enfrenta a cadena perpetua.