El Ayuntamiento de Coslada exige garantías de seguridad para la Línea 7 de Metro tras un nuevo cierre

El consistorio ha enviado un escrito al Gobierno regional para que se les informe sobre el último incidente de la línea 7B de Metro

La Comunidad de Madrid ha cortado el servicio de esta línea en siete ocasiones, la última a principios de este año y sin previo aviso

Macarena Orosa, alcaldesa en funciones del municipio, ha calificado de “auténtica vergüenza” lo que ocurre con esta vía

El Ayuntamiento de Coslada señala que nadie del gobierno regional se ha puesto en contacto con el consistorio para notificarles lo ocurrido

 

El Ayuntamiento de Coslada exige a la Comunidad de Madrid garantías de seguridad para la Línea 7B de Metro tras un nuevo cierre provocado por un ‘desnivel milimétrico’ en un tramo de esta vía.

El consistorio cosladeño informa, asimismo, que desde la Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras no se han puesto en contacto con nadie del ayuntamiento para ofrecerles información sobre lo ocurrido.

Por este motivo, el Gobierno local del municipio ha enviado un escrito al Gobierno regional para que se les informe sobre el último incidente de la línea 7B de Metro.

La alcaldesa en funciones de Coslada, Macarena Orosa, ha asegurado que lo que ocurre con esta vía es “una auténtica vergüenza” y, además, comparte que han pedido por vía telefónica y telemática datos para aclarar lo ocurrido puesto que “aunque  la seguridad para los usuarios y usuarias es total, deben ser los responsables regionales quienes nos lo corroboren”.

En esta ocasión, el cierre de la línea se ha producido en la estación de Hospital de Henares pero, según señala Orosa, “son muchos las y los cosladeños que utilizan el metro para sus desplazamientos”.

 

 

Además, la alcaldesa en funciones da un paso más allá y asegura que las mejoras realizadas por el gobierno regional se han hecho “para parchear y no para solucionar los problemas”.

Con este nuevo cierre, ya son siete las veces que la Comunidad de Madrid ha cortado el servicio de esta línea, el último a principios de este año y sin previo aviso.

Por su parte, Macarena Orosa ha exigido una “solución cuanto antes y definitiva” para poner fin a esta situación que afecta a tantos ciudadanos del municipio.