Riba-roja destina casi 60.000 euros a actividades para personas con diversidad funcional durante el 2020

El Ayuntamiento de Riba-roja incentivará estas actividades durante el verano

La asistencia media de personas a estos programas ha sido de 25 personas

Con este plan, el consistorio pretende favorecer al crecimiento personal y la socialización de los usuarios con diversidad funcional

 

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria (Valencia) ha destinado un total de 59.251 euros en 2020 para llevar a cabo diferentes programas y actividades para personas con diversidad funcional.

Estas actividades, puestas en marcha gracias al área de Igualdad, Políticas Inclusivas y Derechos Sociales y Mayores del municipio, tiene como objetivo “promover la comunicación y participación activa de los usuarios en dinámicas de trabajo, conseguir una respuesta adecuada a las necesidades, motivaciones, carencias e inquietudes de la diversidad funcional y, finalmente, favorecer al crecimiento personal y la socialización“.

A través de una nota, el consistorio valenciano ha señalado que “este plan ha supuesto una inversión de 50.000 euros financiado con fondos municipales” y que “la asistencia a estos programas ha contado con una media de 25 personas“.

El alcalde de Riba-roja, Robert Raga, ha destacado “el esfuerzo que desde el área de Igualdad, Políticas Inclusivas y Derechos Sociales y Mayores se ha llevado a cabo para atender las personas con diversidad funcional, especialmente, durante la época de confinamiento en la cual estaba limitado el contacto físico y social que tanto necesitan estas personas, por eso, a lo largo de este verano continuaremos con el mismo plano de desarrollo y potenciación de estas políticas sociales”.

 

 

Entre las actividades recogidas en este plan implementado por el Gobierno local de Riba-roja destacan, entre otras, la terapia a caballo, la marcha nórdica, los cursos de lengua de signos y las actividades de expresión corporal.

En cuanto a la terapia a caballo, el objetivo de estas actividades es el de “permitir la mejora de las habilidades motrices principales como caminar, sentarse o ponerse de pie”. La activación de este programa ha supuesto una inversión de 600 euros y esta actividad ha contado con un total de 18 personas divididas en grupos de 9.

Sobre la marcha nórdica, una tarea para que “los usuarios refuercen su sistema inmunitario, mejoren la sensación de bienestar y la coordinación de las extremidades, además, fortalezcan la musculatura general”, el consistorio ha invertido 544 euros y a esta actividad han asistido una media de 14 personas.

Por último, para el programa estival de talleres y actividades y el curso de lengua de signos, el ayuntamiento destinado 6.507 euros para el primero, y 1.600 euros para el segundo.  Además, en estos cursos han participado un total de 16 y 25 personas, respectivamente. Ambos servicios continuarán activos durante el verano.

EJEMPLO MODÉLICO DURANTE EL ESTADO DE ALARMA

El Ayuntamiento de Riba-roja, a través de la nota emitida, ha destacado la labor fundamental del equipo del área de Igualdad y Políticas Inclusivas ya que, durante el estado de alarma, la atención a este colectivo de personas con diversidad funcional se centró en una atención psicológica telefónica.

Asimismo, el consistorio señala que “el desarrollo de estas actividades se llevó a cabo durante las semanas en las cuales las autoridades sanitarias lo permitieron y excluyen, por lo tanto, los días del confinamiento por el Estado de Alarma a causa del Covid-19”.