Líbano: ¿cómo y cuándo llegó el nitrato de amonio al puerto de Beirut?

Tres días han pasado desde que se produjesen las dos enormes explosiones en el puerto de Beirut (Líbano) que ha arrasado con todo lo que tenía a su paso.

En las últimas horas, las cifras sobre la catástrofe han ido aumentando y ya son 149 las víctimas mortales, los heridos rozan ya los 6.000 afectados y las autoridades libanesas trabajan en la zona cero del siniestro y en sus alrededores para encontrar a más de un centenar de desaparecidos. 

Tras conocerse que fue un cargamento de casi 3.000 toneladas de nitrato de amonio que llevaba seis años almacenado en el puerto el causante de la devastadora detonación, ahora todos los esfuerzos de las investigaciones está centrados en conocer todos los detalles sobre la llegada de este material al país.

En medio de la búsqueda de pistas, el gobierno del Líbano ha anunciado la detención de 16 trabajadores del puerto para intentar esclarecer las verdaderas razones por las que se produjo el incendio que detonó la carga.

Además, uno de los detenidos es el director del puerto, Hassan Koraytem, que tendrá un papel fundamental en la investigación.

Ahora, el presidente del país, Michel Aoun, ha señalado a un carguero que llegó a Beirut en 2013 como el posible encargado de adentrar el nitrato de amonio en el país y que quedó abandonado a su suerte hasta el pasado martes.

Ahora, todo son incógnitas en torno a este nuevo escenario que se abre en Beirut.

¿De dónde venía ese barco? ¿Por qué llevaba esa mercancía? ¿Cómo acabó en el puerto de Beirut?

MV RHOSUS: EL BUQUE RUSO QUE ACABÓ EN EL PUERTO BEIRUTÍ

Para seguir una senda de investigación correcta, el gobierno de Líbano ha puesto en marcha una comisión de investigación para conocer todo sobre la explosión que ha dejado a Beirut sumido en el caso.

Ahora, las autoridades tienen que remontarse al año 2013, fecha en el que un carguero ruso, el MV Rhosus tuvo que solicitar una parada de urgencia en el puerto beirutí por problemas técnicos que le impedían continuar con su ruta.

Se cree que ha sido este barco el que ha provocado las explosiones porque el cargamento que este barco traía eran esas 2.750 toneladas que, en su momento, las autoridades confiscaron al MV Rhosus.

Ahora, diversos medios de comunicación apuntan que el barco nunca más pudo salir del puerto de Beirut porque “no pagaron las tarifas portuarias correspondientes”, según publican en un informe el bufete de abogados en materia portuaria Shiparrested.

El dueño del buque, Igor Grechushkin,  se desentendió por completo del carguero y esto dificultó aún más la salida del barco del puerto.

Pero, ¿revisaron las autoridades el contenido del barco una vez se supo que su estancia en el puerto iba a ser de larga duración?

OÍDOS SORDOS ANTE LA PRESENCIA DEL BARCO 

Esta es quizás el gran interrogante que hay que resolver para conocer quién debe asumir las responsabilidades sobre la estancia del nitrato de amono en el puerto beirutí.

Si bien los investigadores realizan otro tipo de búsquedas para descubrir si el incendio fue intencionado o no,  muchos libaneses y trabajadores del puerto aseguran que las instituciones del país hicieron caso omiso a la presencia del MV Rhosus y su peligroso cargamento.

De hecho, en una entrevista para la televisión libanesa LBCI, tanto el encargado general del puerto, Hassan Koraytem, como el director de aduanas libanesas, Badri Daher, insisten en que avisaron del peligro del nitrato de amonio almacenado pero que se les ignoró constantemente.

Por este motivo, el gobierno de Líbano está ahora en el punto de mira ya que, según documentos oficiales que han comprobado los medios del país, los funcionarios de aduanas avisaron hasta en seis ocasiones , entre los años 2014 y 2017, de la existencia de este material y de su peligrosidad al Gobierno de Líbano.

Ante el goteo de informaciones constantes que salen sobre la investigación, el presidente del país se ha comprometido a llevar una investigación lo más transparente posible y asegura que “asumiremos las responsabilidades que nos toquen”.