Perseverance: así es el explorador más importante de la NASA para encontrar vida en Marte

La búsqueda de vida en Marte ha sido siempre la gran asignatura pendiente de entidades tan importantes como la NASA.

Miles de estudios y decenas de lanzamientos se han realizado para comprobar que en el planeta rojo existe algún indicio que confirme lo que los expertos tienen claro: en Marte hay vida.

Sin embargo, a lo que la NASA no se había enfrentado hasta la fecha es a la que está considerada su misión más importante y audaz hasta la fecha, haciendo uso del robot más sofisticado de su historia.

Un dispositivo cuyo nombre es toda una declaración de intenciones, puesto que refleja lo que la NASA ha tenido hasta el día de hoy mientras daba forma a este robot que descubrirá si la vida en el planeta rojo es posible o no.

Perseverance (en español, perseverancia) es el rover que ha diseñado la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) con el objetivo de “encontrar indicios de vida microbiana y recolectar muestras de tierra y rocas marcianas que una futura misión traerá de vuelta a nuestro planeta”.

Una misión de estas características y con este mismo objetivo no se llevaba a cabo desde la misión Viking realizada en los años 70. 

¿Por qué Perseverance supone el lanzamiento espacial más importante de la NASA? ¿Cómo será la misión?

EL EXPLORADOR MÁS SOFISTICADO

El Centro Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral (Florida) lo tiene todo preparado para asistir al lanzamiento del Perseverance, al que le quedan 500 millones de kilómetros por recorrer hasta que se produzca la llegada al planeta rojo, prevista para febrero de 2021.

Una vez allí, según comparte la científica adjunta del proyecto, Katie Stack Morgan, durante un año “buscaremos firmas biológicas: patrones, texturas o sustancias que requieran la influencia de la vida para formarse”.

El objetivo de este sofisticado rover – el más perfeccionado hasta el momento –  es, entre otros, recoger muestras de roca y tierra, las almacenará en tubos y las dejará en la superficie del planeta para que se trasladen a la Tierra en el futuro.

Además, el Perseverance estudiará la superficie del planeta rojo para conocer y descubrir si los astronautas en futuras misiones podrían producir oxígeno a partir del CO2 en la atmósfera.

Asimismo, según comparten desde la NASA, el robot tiene una longitud de 3 metros, una altura de 2,2 metros, un ancho de casi 3 metros y pesa 1,025 kg. 

En esta operación espacial, el Perseverance se centrará principalmente en el cráter de Jezero, ubicado al norte del ecuador de Marte. Esta zona es especialmente importante para los científicos tras tener indicios de que, hace 3.500 millones de años, unos ríos pudieron derramarse en este cráter formando un lago que puede contener los tan ansiados microbios que necesitan en la NASA.

ACENTO ESPAÑOL

Además, el Perseverance es un rover que tiene acento español.

En este caso, el robot más completo de la NASA cuenta con tecnología española que ha sido empleada en uno de los siete elementos más importantes que dan forma a esta misión espacial.

En este caso, el MEDA es el instrumento diseñado y construido íntegramente por expertos españoles. Es una estación meteorológica que cuenta con siete sensores que servirán para medir la dirección y velocidad del viento, la humedad relativa, la presión atmosférica, la radiación solar ultravioleta, las propiedades del polvo en suspensión y la temperatura del suelo y del aire.

Creada por el equipo internacional liderado por el Centro de Astrobiología (CAB), José Antonio Rodríguez Manfredi, ingeniero del CAB e investigador principal de MEDA, comparte en una entrevista para el diario La Vanguardia que crear el MEDA “es un proceso durante el cual la presión es máxima, pues cada vez es más escaso el tiempo hasta el lanzamiento y no hay prácticamente ya margen de error”.

Además, en la construcción y diseño de este importante instrumento han participado también el INTA, la Universidad de Alcalá, la Universidad Politécnica de Catalunya, entre otros.