Alcorcón elabora un plan para saber actuar ante los posibles nuevos rebrotes

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Alcorcón ha dado luz verde a un Plan de Contingencia municipal con el fin de saber cómo actuar en caso de que se produzca un incremento de los contagios en la localidad madrileña.

Este plan, además, también contará con la contratación de un epidemiólogo, el cierre preventivo de espacios y la divulgación de campañas de concienciación sobre la COVID-19.

En una rueda de prensa, la alcaldesa de Alcorcón, Natalia de Andrés, ha avanzado que “la alternativa de este Gobierno municipal ha sido diseñar un plan propio, continuando con nuestra línea de actuación y con el objetivo de estar lo más preparado posible ante cualquier posible contingencia que se nos pueda producir”.

Según fuentes municipales, su objetivo es “recoger al máximo” los datos epidemiológicos de la ciudad para “poder actuar”, sabiendo de antemano cuáles van a ser las zonas más complicadas.

“Creemos que es importante que desde el Ayuntamiento de Alcorcón podamos hacer una vigilancia epidemiológica que nos ayude en el diseño y en la interpretación de todos estos datos y de todas las acciones que vamos a poner en marcha”, ha recalcado De Andrés, añadiendo que, por este motivo, contarán con un epidemiólogo.

Además, desde el Consistorio han criticado que, a pesar de haber solicitado hace 12 días datos epidemiológicos en el municipio, la Comunidad de Madrid no se ha manifestado sobre este aspecto.

 

CONCIENCIACIÓN 

En este sentido, la primera edil ha indicado que “nos estamos basando en los datos de la página web de la Comunidad, pero evidentemente lo que queremos es unos datos mucho más técnicos para poder avanzar de una manera con muchísimo más criterio”.

Otra de las novedades que traerá consigo este Plan de Contingencia frente a la COVID-19 es el cierre de las zonas donde los jóvenes suelen realizar botellones. La alcaldesa socialista ha puntualizado que “estos son ilegales siempre, pero ahora, además de ser ilegales son muy peligrosos porque se puede provocar la propagación de esta epidemia“.

Por otro lado, también se impulsarán campañas de “concienciación y de sensibilización”, que incluirán información sobre las medidas preventivas.

Finalmente, el Gobierno local va a llevar a cabo un inventario exhaustivo del material del que disponen, ya que “tenemos que saber exactamente cuáles son las necesidades de material que tenemos a día de hoy, los inventarios tenerlos al día y hacer un mapa de la ciudad con los posibles espacios municipales que podemos poner a disposición de la Comunidad de Madrid en caso de que fueran necesarios en caso de un rebrote”.