Reconocen la labor del Hotel Ciudad de Móstoles durante el estado de alarma causado por la pandemia

Desde el pasado 27 de marzo, el establecimiento hotelero ha acogido a los trabajadores que han estado en primera línea durante los momentos más duros durante la pandemia.

La alcaldesa de Móstoles, Natalia Posse, ha querido visitar el Hotel Ciudad de Móstoles para agradecer a sus trabajadores su labor durante la crisis sanitaria.  

El Ayuntamiento de Móstoles ha querido agradecer y reconocer la labor del Hotel Ciudad de Móstoles por su incansable labor durante los momentos más duros de la pandemia.

Para ello, la alcaldesa del municipio, Noelia Posse, se ha acercado al establecimiento hotelero para dar las gracias de manera personal al director del hotel, Armando Milán Kalbfleisch, y al resto de trabajadores sin excepción, por “su dedicación a los demás y su solidaridad”. Cualidades que, según Posse, han contribuido a hacer “más fácil la vida a muchos héroes anónimos, cuya labor ha sido fundamental para hacer frente al coronavirus”.

A su vez, la alcaldesa ha querido recordar que este establecimiento, desde el 27 de marzo, acogió a trabajadores procedentes de diferentes comunidades, cuyas tareas les dificultaban volver a casa o aquellos que vivían a gran distancia de los centros hospitalarios.

El Hotel Ciudad de Móstoles mantuvo sus puertas abiertas para estos servicios hasta el 1 de junio, con el fin de facilitarles a los trabajadores un lugar donde pasar la noche y comer. La mayor parte de ellos era personal sanitario del Hospital Rey Juan Carlos de Móstoles, el Hospital Universitario de Móstoles y en el Hospital Fundación de Alcorcón.

“Gracias a la atención y el buen trabajo de los empleados del hotel, muchos profesionales encontraron en este establecimiento un acogedor hogar temporal donde descansar, reponer fuerzas y evitar poner en riesgo a sus familias mientras trabajaban en primera línea para contener el avance de la COVID-19″

Noelia Posse, alcaldesa de Móstoles

 

REAPERTURA PARA CLIENTES

Precisamente, el 1 de junio fue el día en el que el establecimiento hotelero volvió a abrir sus puertas al público. Para ello, primero tuvo que adaptar las instalaciones a la nueva situación y a las medidas de prevención: mamparas de separación en la recepción, gel hidroalcohólico a disposición de los huéspedes en todas las zonas comunes y se ha realizado una exhaustiva desinfección integral del hotel.

“Además, el personal del hotel ha realizado un curso de prevención de riesgos laborales en relación con el COVID-19“, como ha subrayado Milán Kalbfleisch.

De la misma manera, el director del hotel también ha querido agradecer todas las muestras de cariño que han recibido durante todos estos meses por parte de los trabajadores a los que han hospedado. “El vínculo que se ha formado ha sido muy intenso. Estar en una situación de tan alta presión trabajando codo con codo une mucho”.