La Fundación CD Leganés se vuelca en ayudar a sus vecinos tras el paso de la COVID-19

Al comienzo de la pandemia, el Consistorio de Leganés habilitó una cuenta para destinar ayudas y paliar los efectos de la pandemia. 

La Fundación donó 200.000 euros y, durante estos meses, ha ayudado a los colectivos que están en una especial situación de vulnerabilidad económica. 

Durante los últimos meses, la Fundación del CD Leganés, en colaboración con el Ayuntamiento de la localidad madrileña, ha adquirido más de 1.000 test de coronavirus, con un importe de 8.336 euros, que han sido destinados al Hospital Severo Ochoa.

De la misma manera, y para paliar los efectos de la pandemia en el municipio, ha donado un equipo de descontaminación a Protección Civil valorado en 10.584 euros, así como una suma de 5.000 euros a la compra de alimentos para su reparto entre familias necesitadas.

Los alumnos que se han presentado este año a la Evaluación de Acceso a la Universidad (EvAU) y que, además, tienen “graves dificultades económicas”, han sido ayudados por la Fundación, a través de FAPA, pagando las tasas de esta prueba a los jóvenes cuyas familias se han quedado en una situación económica vulnerable tras la pandemia.

Al mismo tiempo, se ha puesto de acuerdo con otras ONG de la ciudad para paliar la emergencia social mediante la distribución de 31.000 euros al Comedor Paquita Gallego y a la asociación Manos Solidarias Zarzaquemada.

Para estar preparados ante un posible rebrote de coronavirus, la Fundación y el Ayuntamiento de Leganés han reservado 49.566 euros para las necesidades del hospital si se produce este supuesto.

El pasado mes de marzo, el Gobierno local habilitó una cuenta para superar los estragos que estaba causando el paso de la COVID-19. La Fundación donó 200.000 euros y los vecinos también hicieron aportaciones en ella, hasta alcanzar los 223.524 euros.