El Consejo de Seguridad de la ONU reclama por unanimidad un alto el fuego mundial por la pandemia

El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado por unanimidad una resolución en la que se aboga por un alto el fuego mundial para hacer frente a la pandemia de coronavirus, más de tres meses después de que el secretario general de la organización, António Guterres, lanzase un llamamiento en este sentido.

“Es una señal muy fuerte de unidad del Consejo y una señal de esperanza que enviamos al mundo”, ha indicado Christoph Heusgen, el representante permanente ante la ONU de Alemania, que ocupa la presidencia mensual del órgano.

En concreto, el texto, promovido por Francia y Túnez, reclama “un cese general e inmediato de las hostilidades en todas las situaciones” e insta a todas las partes implicadas en un conflicto a aceptar “una pausa humanitaria durante al menos 90 días consecutivos”, según fuentes diplomáticas consultadas por DPA.

Sin embargo, según la resolución, el alto el fuego no se aplicaría en las operaciones militares en curso contra Estado Islámico, Al Qaeda, Frente al Nusra y otras organizaciones terroristas designadas por el Consejo de Seguridad.

Asimismo, solicita a Guterres que instruya a las trece misiones de mantenimiento de la paz de Naciones Unidas para apoyar los esfuerzos de los países anfitriones para contener el coronavirus, además de para informar periódicamente sobre los trabajos del organismo para abordar la pandemia en zonas de conflicto y de crisis humanitaria.

Los esfuerzos previos para aprobar una resolución de este tipo se habían visto obstaculizados por la disputa abierta entre Estados Unidos y China –ambos miembros permanentes del Consejo– a cuenta del origen de la pandemia y del papel desempeñado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La versión final no se refiere directamente a la OMS y se limita a aludir a “las partes relevantes del sistema de Naciones Unidas” y a una resolución adoptada en abril por la Asamblea General de la ONU que sí reconoce el papel de la agencia en la respuesta global frente a la COVID-19.

Fuente: Europa Press