EE.UU. presiona en la ONU para que se extienda el embargo de armas a Irán

Estados Unidos presionó al Consejo de Seguridad de la ONU para que extienda el embargo de armas que pesa sobre Irán, una medida que expira en octubre y que Rusia y China han dicho claramente que no quieren renovar.

EE.UU., que ha distribuido al resto de potencias un borrador de resolución para prorrogar estas sanciones, dio un paso más en su campaña en Naciones Unidas con un discurso del secretario de Estado, Mike Pompeo, ante el máximo órgano de decisión de la organización.

“El Consejo no puede simplemente esperar que Irán actúe de buena fe”, defendió Pompeo en una intervención por videoconferencia, en la que argumentó que el fin del embargo de armas daría vía libre a Teherán para amenazar la paz y la estabilidad de toda la región.

El jefe de la diplomacia estadounidense avisó de que Irán probablemente adquiriría jets rusos capaces de atacar en un radio de 3.000 kilómetros, poniendo a su alcance ciudades como Riad, Nueva Delhi, Roma o Varsovia y ampliaría su flota de submarinos para amenazar el tráfico marítimo en el golfo Pérsico.

Los riesgos, insistió, afectan a toda la comunidad internacional, incluidas también naciones como Rusia y China que “dependen de precios estables de la energía”, pues Irán más armado tendría una “espada de Damocles sobre la estabilidad económica de Oriente Medio”.

“Irán no es una democracia responsable como Australia o la India. Ya sabemos lo que Teherán hará si se le da la oportunidad de comprar más armas”, insistió, destacando que el país ya ha estado violando el embargo, tal y como sugiere el informe de Naciones Unidas que este martes analizó el Consejo de Seguridad.

El documento, ya hecho público previamente, señala que el armamento usado el pasado septiembre en ataques contra refinerías de petróleo de Arabia Saudí, así como armas incautadas posteriormente frente a las costas de Yemen, eran de origen iraní.

Fuente: Efe