«No al odio por dinero»: el boicot de las empresas a Facebook

Durante estos días, muchas empresas están ejerciendo un bloqueo publicitario a la compañía de Mark Zuckerberg, retirando sus anuncios de una de las plataformas de comunicación más famosas. Pero ¿qué les ha llevado a tomar esa decisión?

 

La compañía del joven estadounidense Mark Zuckerberg, que también es propietaria de Instagram, Whatsapp y otras 80 compañías, se ha tenido que enfrentar en los últimos días con la pérdida de varios anunciantes.

Esto supone un varapalo para la empresa, ya que la publicidad es un bastión esencial en sus ingresos y lo que le hace sumar alrededor de 70.000 millones de dólares cada año.

 

«NO AL ODIO POR DINERO»

La campaña, a la que a medida que pasan los días se suman más empresas, se llama «No al odio por dinero»Stop hate for profit«) y el boicot forma parte de una de sus protestas.

El motivo por el que Facebook está en el punto de mira es por no tomar medidas más estrictas contra el contenido que anima al racismo y al odio que circula por esta red social. Por el contrario, este movimiento acusa a Zuckerberg de «amplificar los mensajes de los supremacistas blancos» y «permitir mensajes que incitan a la violencia».

 

LAS MARCAS SE DESMARCAN 

Marcas como The North Face, Patagonia, Rei o, incluso, o el desarrollador de software Mozilla se han unido a la campaña.

La marca de ropa Patagonia anunció su incorporación a este movimiento liderado por grupos de derechos civiles (la Liga Anti-Difamación, la Asociación Nacional para el Avance de las Personas de Color y la organización Color Of Change), asegurando en su cuenta personal de Twitter que «de elecciones seguras a la justicia racial pasando por una pandemia global, hay mucho en juego para sentarse y dejar que la compañía siga siendo cómplice de la difusión de noticias falsas y de discursos que fomentan el miedo y el odio».

 

BEN & JERRY’S

Sin embargo, una de las empresas que se han unido a la campaña que han llamado más la atención es la conocida empresa estadounidense de helados Ben & Jerry’s.

Desde la propiedad del gigante británico Unilever, a la que pertenece la empresa de helados, afirmaron que «dejarán de poner publicidad en Facebook e Instagram en Estados Unidos»

«Todos los que han solicitado a Facebook que adopte medidas más enérgicas para evitar que sus plataformas de redes sociales se utilicen para dividir a nuestra nación, anular a los votantes, fomentar y avivar el racismo y la violencia, y socavar nuestra democracia»

Ben & Jerry’s

Después de que el pasado mayo un policía asesinara a George Floyd, el director ejecutivo de Ben & Jerry’s, Matthew McCarthy puntualizó que «los negocios tienen que ser responsables» y Facebook, por su parte, se comprometió a «avanzar en la equidad y la justicia racial».

 

RESPUESTA DE FACEBOOK

El gigante tecnológico aseguró que iba a «revisar nuestras políticas, garantizar la diversidad y la transparencia al tomar decisiones sobre cómo aplicamos nuestras políticas y avanzar en la justicia racial y la participación de los votantes en nuestra plataforma».

Sin embargo, la red social pidió no censurar las polémicas palabras del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que escribió en sus redes sociales:

«Estos MATONES están deshonrando la memoria de George Floyd, y no dejaré que esto pase. Acabo de hablar con el Gobernador (de Minesota) Tim Walz y le he dicho que el Ejército está con él. Cualquier dificultad y asumiremos el control pero, cuando el saqueo comience, empieza el tiroteo»

Donald Trump

A diferencia de Twitter, Facebook mantuvo el mensaje, a pesar de las protestas de los propios empleados.