El servicio de atención psicológica de Riba-roja atendió a 1.364 personas durante el estado de alarma

Tres psicólogas y una terapeuta contratados por el consistorio han compuesto este servicio de atención psicológica activado por el municipio

Del total de personas atendidas, 1.317 de ellas eran adultos mientras que la atención a jóvenes ha sido de 47 personas

El servicio ha finalizado su trabajo con la entrada de la ‘nueva normalidad’

 

El Ayuntamiento de Riba-roja puso en marcha, tras decretar el Gobierno el decreto del estado de alarma, un servicio de atención psicológica para adultos y jóvenes con el objetivo de “ayudar en la gestión emocional provocada por la situación de alerta social y sanitaria derivada de la crisis del Covid 19″.

El servicio de atención psicológica atendió a 1.364 personas durante el estado de alarma y salió adelante gracias al trabajo de tres psicólogas y una terapeuta contratados por el consistorio, según informa la entidad en una nota.

Del total de personas atendidas, 1.317 de ellas eran adultos mientras que la atención a jóvenes ha sido de 47 personas.

El Gobierno local del municipio, dirigido por Robert Raga, comparte que “se ha atendido especialmente a personas mayores, que como consecuencia de la situación, han visto acuciado su sentimiento de soledad, a jóvenes con estados de ansiedad por los estudios y a familias desbordadas por tener que compaginar trabajo y cuidado de hijos y otras personas a las que les ha sobrepasado el miedo, el estrés y la ansiedad”.

Este servicio de atención psicológica estuvo activo durante los siete días de la semana y, tras la entrada en vigor de la ‘nueva normalidad’, ha finalizado su servicio ciudadano.

 

 

Por su parte, Lola Verdeguer, concejala de Políticas Inclusivas de Riba-roja, ha señalado que “la ayuda de profesionales ha sido clave para poder superar esta situación extraordinaria que hemos vivido” mientras resaltaba que “los vecinos en situación de vulnerabilidad han sido a los que más se les ha atendido”.