¿Y si no existieran los virus?

Durante el siglo XX, la epidemia de la influenza causada por el virus H1N1 mató a más de 50 millones de personas, y fueron alrededor de 200 millones las que perdieron la vida por la viruela.

La actual pandemia del coronavirus es solo un capítulo más de los estragos que ha causado la virología en la humanidad. Sin embargo, los expertos señalan que sería mucho más mortal para el ser humano que estos pequeños bichos no existiesen.

No todos los virus resultar dañinos para el ser humano. De hecho, gran parte de ellos son una pieza fundamental para el mantenimiento de los ecosistemas. Muchos se encargan de salvaguardar la salud de algunos organismos, que pueden ir desde hongos, plantas, animales, hasta humanos.

Cuesta creerlo, cuando la mayoría de la humanidad relaciona la palabras «virus» automáticamente con «patógeno» o «enfermedad». Por el contrario, los virus que crean patologías son la minoría y sería prácticamente imposible acabar con la vida de todos ellos, aunque se quisiera.

Bien es cierto que la mayoría de científicos se han centrado en estudiar a todos aquellos virus conocidos que tienen impacto en la salud de las personas y no se estima ni siquiera la cantidad que puede haber.

 

SALUD DEL ECOSISTEMA

Entre estos virus «bueno», hay uno que destaca especialmente. Los fagos, comúnmente conocidos como los virus que infectan bacterias, son uno de los «mayores depredadores del mundo bacteriano», tal y como afirma el epidemiólogo Tony Goldberg en BBC Mundo.

«Los fagos son los reguladores primarios de las poblaciones bacterianas en el océano, y probablemente en muchos ecosistemas del planeta también»

En el caso de que no existieran, muchas poblaciones bacterianas crecerían de manera desmedida y, otras, en cambio, podrían dejar de crecer y desaparecer.

En los oceános, el 90% de la vida está compuesta por microbios que, a su vez, proporcionan la mitad del oxígeno del planeta. Sin los virus que influyen en esta cadena, esto no sería posible.

Al eliminar a estos microbios, los virus garantizan que el plancton tenga los nutrientes necesarios para llevar a cabo altas tasas de fotosíntesis, lo que permite que se mantenga la vida en la Tierra.

 

VIRUS PROTECTORES

Conocemos a los virus que afectan a los seres humanos de forma negativa, pero no los que nos ayudan a protegernos de patógenos.

Es el caso del virus GB-C o virus de la hepatitis G, que se vincula al desarrollo tardío del sida a personas de VIH positivo.

Por otra parte, los científicos han llegado a descubrir que este mismo virus hace que las personas con ébola tengan menos riesgo de morir.

En pocas palabras, si no existiesen este tipo de virus, los humanos estarían expuestos a otras enfermedades.

 

VIRUS CONTRA ENFERMEDADES

Algunos virus también sirven para tratar algunas enfermedades que ya conocemos.

El virus oncolítico, infecta de manera selectiva a las células cancerosas y las destruye, por lo que los expertos lo están estudiando como una alternativa menos tóxica y más eficiente para tratar el cáncer.