El cable del Pacífico: así es el nuevo punto de desencuentro entre EE.UU y China

Si las relaciones entre las dos grandes potencias mundiales ya son, en sí mismas, bastante complicadas, cualquier idea es motivo de un nuevo desencuentro entre ellas.

Estados Unidos y China han vuelto a chocar pero, en esta ocasión, por una cuestión que nada tiene que ver con el coronavirus.

La cuestión tecnológica ha sido el detonante que ha desencadenado un nuevo tira y afloja entre ambos países los cuales, una vez más, vuelven a estar cada uno en una férrea posición de la que parece que no van a moverse.

La instalación del llamado cable del Pacífico, un proyecto en el que las empresas tecnológicas Google y Facebook han invertido millones de euros, pende de un hilo después de que Estados Unidos se esté planteando vetar el tramo de esta conexión bajo el mar que conectaría China, Taiwán, Filipinas y EEUU.

¿Qué es el cable del Pacífico? ¿Cuál es el motivo por el que Estados Unidos ha posicionado en contra de la puesta en marcha de esta millonaria inversión?

UNA RED DE CONEXIÓN HISTÓRICA

La puesta en marcha de esta red de estos cables submarinos fue anunciada en el año 2016 y fue acogida con una gran aceptación ya que el cable del pacífico supondría la creación de la ruta transpacífica de mayor capacidad del mundo.

Los países que estarían conectados gracias a esta red de cableado serían China, Taiwán, Filipinas y Estados Unidos. 

Además, el Pacific Light Cable Network, ha sido diseñado para aumentar la velocidad y la capacidad de internet llegando incluso a permitir que puedan realizarse 80 millones de videoconferencias de forma simultánea.

Mientras que Filipinas y Taiwan ya han aprobado la instalación de este proyecto en el tramo que les corresponde, Estados Unidos se ha mostrado muy reticente a aprobar el paso de esta conexión entre el país presidido por Trump y China.

Sin embargo, el llamado Team Telecom , el comité del gobierno estadounidense en materia de tecnología, es el encargado de aconsejar al gobierno de Estados Unidos a la hora de tomar la decisión final.

EL ROBO DE DATOS, EL PRINCIPAL MOTIVO DE DISPUTA

Pese a que esta hazaña tecnología no debería aportar más que beneficios a todos los tramos que están dentro del plan del proyecto, Estados Unidos ha manifestado su negativa al paso de este cableado submarino en el tramo que une al país con China.

Pero, ¿por qué se niega Estados Unidos?

La oposición del país a la implantación de este proyecto tiene una única razón: Estados Unidos teme que China haga uso de esta amplia red para robarle datos clasificados del país, o bien acceder a datos personales que no están autorizados a conocer. 

El propio Telecom ha aconsejado al equipo del presidente que niegue esta autorización por motivos de seguridad nacional.

Asimismo, también apuntan a la protección de la propiedad intelectual como otro de los factores pro los que Estados Unidos debería negarse a la instalación del cable del Pacífico.

Pese a que prevalece este temor a sufrir robos de datos de millones de ciudadanos estadounidenses, hay algunos expertos que aseguran que esta negativa de Estados Unidos también es un modo de presionar a China después de la guerra comercial que mantiene con China desde hace unas semanas.