¿Por qué América Latina es el epicentro de la pandemia?

Tres meses después de haber puesto al mundo en jaque, el coronavirus continúa siendo el gran enemigo a batir porque, con el paso de las semanas, aparecen nuevas variantes de un virus que ha dejado a su paso más de 450.000 muertos.

El patógeno que explotó en China y que hizo de la ciudad de Wuhan el epicentro de la pandemia, ha elegido ahora otro continente como nuevo foco principal. 

América Latina no ha conseguido contener al virus y el escenario no augura muy buenos resultados en las próximas semanas.

Según el último estudio publicado por la universidad estadounidense de John Hopkins, de los 15 países más afectados por el COVID-19, cuatro son latinoamericanos.

Brasil, Perú, Chile y México han sido las cuatro naciones del continente con los que el virus se ha cebado de una forma más dura.

Tal es la virulencia con la que está actuando el virus que, mientras en Europa ya se está llevando a cabo la vuelta a la ‘nueva normalidad’, en Latinoamérica las cuarentenas se extienden y los confinamientos son cada vez más estrictos. 

¿Qué ha pasado en América Latina para que se haya convertido en el epicentro mundial de la pandemia?

CUARENTENAS MAL ORGANIZADAS

Diferentes expertos achacan el impacto del virus en el continente a que no se han impuesto las cuarentenas de la forma más adecuada posible.

Además, apuntan también a que muchos países reaccionaron tarde en lo que a la toma de precauciones respecta.

En una entrevista con la BBC, Carlos Arturo Álvarez,  infectólogo y profesor de la Universidad Nacional de Colombia, asegura que ” hubo países que quisieron aplicar las medidas al mismo tiempo que en Europa cuando en la región apenas la situación estaba en etapa incipiente” y añade que “ahora, se quiere hacer el desconfinamiento como se está haciendo en Europa pensando que estamos en otra etapa de la pandemia y no es así”. 

ALTO ÍNDICE DE CONTAGIOS IMPORTADOS

Otro factor que ha colocado al continente como el foco principal del virus a nivel mundial ha sido el alto número de casos de COVID-19 que ha sido importados de otros lugares. 

El éxodo masivo que muchas personas realizaron a sus países de origen tiene mucho que ver con este preocupante número de casos en América Latina.

El miedo al contagio que hubo cuando Europa estaba especialmente afectada por el coronavirus provocó que muchos ciudadanos de diferentes países del continente regresaran a sus casas. El problema está en que, muchos de ellos, sin saberlo, eran portadores del virus. 

LENTA ADAPTACIÓN DEL SISTEMA SANITARIO

La fragilidad del sistema sanitario de varios países no ha podido soportar el peso que conlleva gestionar una emergencia sanitaria de tan alto calibre como la provocada por el coronavirus.

En países como Brasil, México o Perú, los hospitales se veían desbordados por completo y no contaban con los medios necesarios para atender la demanda de la población, así como tampoco podían diagnosticar los casos existentes al no tener un acceso rápido a las pruebas de diagnóstico.

Otra de las cuestiones que puso de manifiesto la adaptación del sistema sanitario de América Latina a la pandemia fue que, en muchos países, tenían que esperar semanas a que les llegasen materiales sanitarios como respiradores o equipos de protección para poder enfrentar la enfermedad y comenzar a tratar a los pacientes con las condiciones de seguridad necesarias.

CONDICIÓN ECONÓMICA

Si la economía en América Latina no se caracteriza por ser muy boyante, mucho menos lo es la condición económica de los ciudadanos de América del Sur.

Este factor ha sido fundamental en la evolución de la pandemia. 

La pobreza está bastante instaurada en varios países del continente y, debido a esta cuestión, muchas familias se han visto obligadas a romper con las medidas de seguridad porque se encontraban en un punto en el que debían decidir si preferían resultar contagiados o morían de hambre.

Álvarez señala que “la gente no se puede quedar en su casa a esperar a que les llegue el salario y  algunos de los gobiernos no tienen la capacidad para tener una estrategia para sostener económicamente a la población”.

Por otro lado, dejando a un lado la condición económica, muchos expertos apuntan a los mercados de venta al por mayor de estos países como otro importante foco de contagio, pues en estos lugares se concentran grandes cantidades de personas que, al volver a sus domicilios, contagiaban al resto de convivientes.