El Ayuntamiento de Riba-roja facilita el acceso a las nuevas tecnologías a 14 familias

La entrega de estas tablets se enmarca dentro de un sistema de préstamo con una vigencia de un año

El objetivo de esta iniciativa es facilitar que los más mayores puedan tener contacto con sus familiares en caso de que vuelvan a repetirse situaciones como la provocada por el COVID19

Robert Raga, alcalde de Riba-roja, ha anunciado que las concejalías de Políticas Inclusivas y Nuevas Tecnologías han puesto en marcha un programa piloto para contrarrestar la brecha digital

 

El Ayuntamiento de Riba-roja (Valencia) ha entregado 14 dispositivos electrónicos a personas vulnerables, especialmente del colectivo de mayores, para facilitarles el acceso a las nuevas tecnologías y hacerle frente a la brecha digital.

A través de una nota difundida por el Gobierno local, el consistorio ha señalado que la entrega de estas tablets se enmarca dentro de un sistema de préstamo con una vigencia de un año. 

El objetivo de esta iniciativa es facilitar que los más mayores puedan tener contacto con sus familiares en caso de que vuelvan a repetirse situaciones como la provocada por el COVID19, que ha dejado a muchas personas del municipio sin contacto con sus familiares a través de dispositivos electrónicos.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, fue el encargado de repartir estos dispositivos y ha compartido que las concejalías de Políticas Inclusivas y Nuevas Tecnologías han puesto en marcha un programa piloto para contrarrestar la brecha digital y “mejorar la calidad de vida, especialmente de las personas mayores y sectores más desfavorecidos, potenciando su autonomía, diversificando su ocio y aumentando sus capacidades comunicativas”.

 

 

Asimismo, el consistorio ha anunciado que todas las tabletas van acompañadas de una tarjeta de conexión a internet y un documento de préstamo en el que los beneficiarios se comprometan al buen uso y conservación de las tabletas así como a su devolución cuando venza la fecha del préstamo.

Además, el Ayuntamiento de Riba-roja ha compartido que este reparto de dispositivos electrónicos se ha realizado teniendo en cuenta “el entorno social, la parte cognitiva y la parte formativa” de las personas.