La UE y Reino Unido buscan impulsar su negociación con una reunión de alto nivel

La Unión Europea (UE) y el Reino Unido intentarán dar un impulso a las atascadas negociaciones sobre su futura relación con una reunión de alto nivel entre la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, y el primer ministro británico, Boris Johnson.

La videoconferencia se dedicará a analizar el estado de las conversaciones entre Londres y Bruselas, y en ella también participarán los presidentes del Consejo Europeo, Charles Michel, y de la Eurocámara, David Sassoli.

La cita tiene lugar después de que Londres confirmara a Bruselas su negativa a solicitar la prolongación de la transición, en la que se busca acordar la futura relación, y en un momento en el que el diálogo se encuentra estancado.

Debido a la pandemia de coronavirus, las últimas tres rondas negociadoras han sido virtuales en vez de presenciales, y en ellas los avances han brillado por su ausencia.

El negociador comunitario, Michel Barnier, constató que no se habían logrado “progresos significativos” y advirtió de que no se puede “seguir eternamente así, más aún cuando los británicos rechazan extender el periodo de transición”.

Además, criticó a Londres por dar “marcha atrás” en los compromisos que había asumido en la declaración política sobre la futura relación, un documento que acompaña al acuerdo de retirada y fija las líneas generales sobre los nuevos vínculos entre la UE y el Reino Unido, que deben concretarse en la negociación actual.

Precisamente, la reunión staba prevista en esa declaración política como una oportunidad para evaluar los progresos alcanzados en el diálogo sobre la futura relación.

Las posiciones de Londres y Bruselas siguen muy alejadas en asuntos fundamentales como las garantías para mantener una competencia justa o las cuotas pesqueras, que el Reino Unido pretende negociar con la UE cada año, algo que para el club comunitario resulta inviable.

Pese a la falta de avances, el Reino Unido confirmó el viernes su negativa a pedir una prórroga de la transición, un rechazo que Bruselas considera “definitivo”, a poco más de dos semanas de que en la medianoche del 30 de junio al 1 de julio concluya el plazo en el que Londres puede solicitar una prolongación de uno o dos años, hasta finales de 2021 o 2022.

“He confirmado formalmente que el Reino Unido no prolongará el periodo de transición y que el momento de la extensión ahora ha pasado. El 1 de enero de 2021 retomaremos el control y recuperaremos nuestra independencia política y económica”, escribió en Twitter el ministro británico del Gabinete, Michael Gove, tras la segunda reunión del comité conjunto del club comunitario y el Reino Unido encargado de supervisar la implementación del acuerdo de retirada.

El vicepresidente de la Comisión Europea para Relaciones Interinstitucionales, Maros Sefcovic, explicó que el rechazo se considera “definitivo” porque se produjo en la última reunión del comité antes de que expire el plazo para pedir la prolongación a final de mes. El comité conjunto, el organismo encargado de aprobar esa hipotética extensión, se volverá a reunir a principios de septiembre.

Así, la transición, en la que además de negociar los nuevos vínculos se sigue aplicando la legislación comunitaria en territorio británico, parece abocada a concluir el 31 de diciembre de 2020, once meses después de la salida del Reino Unido de la UE.

Fuente: Efe