El fiscal general de EEUU defiende el uso de gas lacrimógeno contra manifestantes en Washington

El fiscal general de Estados Unidos, William Barr, ha defendido el uso de gas lacrimógeno y balas de goma contra manifestantes por la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd el lunes a las afueras de la Casa Blanca, en Washington.

Barr, que ha especificado que las dificultades para reubicar a las autoridades forzaron el enfrentamiento entre Policía y manifestantes, ha incidido en que la multitud “se estaba volviendo más rebelde” y que el uso de la fuerza no estaba relacionado con el hecho de que el presidente, Donald Trump, abandonara la Casa Blanca para fotografiarse con la Biblia en la iglesia de Saint John.

No hubo correlación entre nuestro plan táctico de mover el perímetro una manzana y que el presidente fuera a la iglesia“, ha dicho Barr en una rueda de prensa, según ha informado la cadena de televisión CNN.

En este sentido, ha aducido que los agentes ya habían decidido expandir la barrera protectora alrededor de la Casa Blanca con el objetivo de crear “más de un amortiguador” después de los “disturbios graves” que se habían producido durante el fin de semana.

“Nuestra esperanza era poder hacerlo relativamente rápido antes de que aparecieran muchos manifestantes. Desafortunadamente, debido a la dificultad de colocar a las fuerzas apropiadas, para cuando pudieron mover el perímetro se habían reunido muchos manifestantes”, ha explicado.

Por otro lado, Barr se ha referido a la muerte a manos de la Policía de Floyd, de 46 años y cuyo fallecimiento ha levantado una ola de indignación y multitudinarias protestas en Estados Unidos, y ha reconocido que causa preocupaciones en referencia al sistema de justicia estadounidense.

“La muerte de George Floyd no ha sido la primera de su tipo y expone preocupaciones que van mucho más allá de este caso en particular”, ha señalado, al tiempo que ha indicado que “es innegable” que muchos afroamericanos “carecen de confianza” en el sistema judicial de Estados Unidos. “Esto debe cambiar”, ha zanjado Barr, para que “la muerte de Floyd no sea en vano”.

Fuente: Europa Press