Arrodillarse: el importante símbolo de protesta contra el racismo

Estados Unidos está afrontando, desde que se produjo la muerte de George Floyd a manos de un policía en la ciudad de Minneapolis, una de las revoluciones sociales más importantes que se recuerdan. 

Incontables protestas se han desatado en diferentes puntos de América para mostrar la indignación de la comunidad negra ante la desigualdad racial instalada desde hace años en el continente.

Amparados en el reivindicativo #BlackLivesMatter, millones de personas han tomado las calles para alzar la voz y luchar por unos derechos que nunca llegan.

La fuerza de estas manifestaciones ha obligado, incluso, a que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se escondiera en el búnker que la Casa Blanca utiliza para casos de extrema urgencia.

Las protestas, que han tenido momentos de pacifismo absoluto pero también de tensión extrema, han recuperado un importante símbolo contra el racismo al que se han sumado también las fuerzas policiales americanas.

Este gesto, bautizado con el nombre Taking a knee (hincar la rodilla), ha conseguido que los manifestantes encuentren en los policías un significativo respaldo y, lo más importante, que sientan el respeto y el pesar por lo ocurrido con Floyd y, por consiguiente, con el colectivo.

Pero, ¿dónde nació el movimiento Taking a knee? ¿Qué se esconde tras este sencillo pero trascendental gesto?

 

¿CÓMO SURGIÓ EL MOVIMIENTO ‘TAKING A KNEE‘?

En medio de uno de los espectáculos deportivos más importantes de América, la pretemporada de fútbol americano, mientras sonaba el himno americano, el jugador de los San Francisco 49ers,  Colin Kaepernick, se sentó en el campo de juego, arrodillándose.

Fue en el año 2016 cuando este jugador, sin saberlo, iba a hacer historia con este gesto el cual, según Kaepernick, «el único objetivo que tenía era crear conciencia sobre la brutalidad policial y el racismo hacia los afroamericanos».

El gesto, inaudito hasta el momento, levantó una gran polémica hasta el punto de llegar a ser tildado como un símbolo irrespetuoso frente a las fuerzas militares.

 

Momento en el que el jugador Colin Kaepernick  hizo historia arrodillándose contra la brutalidad policial hacia la comunidad negra |Fuente: CNN

 

Sin embargo, el acto realizado por Kaepernick tenía un trasfondo que iba mucho mas allá de una falta de respeto. Lo que el jugador pretendía hacer era, siempre bajo una consigna de pacifismo, protestar contra los hechos que en Estados Unidos se cometen para «oprimir a los negros y a las personas de color». 

Tanto el jugador como varios compañeros compararon este momento con la bajada a media asta cuando ocurre una tragedia que afecta directamente a su país. Para Kaepernick, las muertes de personas negras a manos de policías blancos, también era una tragedia que merece tener su propio movimiento de reivindicación.

De este modo, el movimiento Taking a knee se ha convertido en un nuevo símbolo dentro del #BlackLivesMatter .

 

LA POLICÍA AMERICANA SE ARRODILLA CONTRA EL RACISMO

Ahora, tras la trágica muerte de George Floyd y con Estados Unidos envuelto en un clima de tensión exacerbada por las multitudinarias protestas que se suceden con el paso de los días, la policía americana ha decidido mostrar su respeto hacia la comunidad negra protagonizando una conmovedora escena.

En distintas ciudades del continente, los oficiales se han arrodillado pidiendo justicia para George Floyd y posicionándose al lado de la comunidad negra en un momento tan vital como el que están atravesando en América.

Miami, Queens, Minneapolis, Nueva York y Washington DC, entre otras ciudades, han sido alguno de los lugares en los que se ha producido este emocionante gesto.