EEUU anuncia el fin de algunas exenciones para proyectos nucleares de Irán

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, ha anunciado el fin de algunas exenciones de proyectos nucleares incluidos en el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), el acuerdo nuclear con Irán.

En concreto, según ha explicado Pompeo en un comunicado, se pondrán fin a las exenciones sobre la conversión del reactor de Arak, el suministro de uranio enriquecido para el reactor de Teherán y la exportación de combustible para reactores para investigar el gasto y el desecho en un plazo de 60 días. Así, en esta fecha, empresas y entidades que participan en estas actividades tienen que cesar sus operaciones.

“El régimen iraní ha continuado su política nuclear expandiendo la proliferación de actividades sensibles. Estas acciones de escalada son inaceptables y, como resultado, no puedo justificar renovar la exención para estas actividades relacionadas con el PAIC”, ha aducido Pompeo.

La extorsión nuclear del régimen conducirá a una mayor presión sobre Irán y aislará aún más al régimen de la comunidad internacional”, ha vaticinado, al tiempo que ha advertido de que “el personal nuclear de Irán debe elegir: trabajar para las organizaciones iraníes y arriesgarse a ser sancionado o poner sus habilidades a trabajar para el pueblo iraní”.

Además, a juicio de Pompeo, “un régimen que hace unos días invocó ‘la solución final’ y que regularmente amenaza con borrar a Israel del mapa nunca debe obtener un arma nuclear”. En este sentido, ha especificado que Estados Unidos “acoge con beneplácito” la condena “generalizada” de la comunidad internacional sobre “las recientes declaraciones antisemitas del régimen”.

No obstante, Pompeo ha informado de que Estados Unidos sí extenderá, durante 90 días, la exención que comporta el apoyo internacional a la Unidad 1 de la Central Nuclear de Bushehr “para garantizar la seguridad de las operaciones” que allí se llevan a cabo.

“Continuaremos vigilando de cerca todos los desarrollos en el programa nuclear de Irán y podemos modificar esta exención en cualquier momento”, ha alertado.

El llamado Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), firmado en 2015, estipulaba a grandes rasgos que Irán podría acceder a los mercados internacionales siempre y cuando garantizara el carácter pacífico de su programa nuclear.

La retirada de EEUU como firmante y la consiguiente restauración de las sanciones norteamericanas han agravado los problemas económicos de Irán, que ha visto falta de compromiso en los países europeos y por ello ha decidido renunciar a partes del acuerdo.

Fuente: Europa Press