El Ayuntamiento de Riba-roja agiliza el pago a los proveedores del consistorio durante el COVID19

El Ayuntamiento de Riba-roja destaca que el objetivo de agilizar los pagos es que los proveedores puedan cobrar sus servicios en tiempos cortos sin que esto repercuta en la actividad de sus empresas

El Gobierno local del municipio valenciano ha efectuado abonos que han alcanzado los 5’4 millones de euros desde inicios de este año 2020

Durante los meses del estado de alarma, el consistorio ha ido aumentando, además, la inversión en gasto corriente para afrontar las iniciativas y los proyectos sociales y económicos

 

El Ayuntamiento de Riba-roja (Valencia) ha anunciado que ha agilizado el procedimiento para hacer efectivos los pagos a los proveedores durante los meses en que está vigente el Estado de Alarma por el COVID-19.

Asimismo, el consistorio informa en una nota que ya ha alcanzado ya los 2’5 millones de euros entre marzo y mayo de este año.

La decisión de agilizar los pagos tiene como objetivo que “todos los proveedores del ayuntamiento puedan cobrar sus servicios en plazos de tiempo más breves conscientes de las dificultades que los retrasos en su ejecución pueden desembocar en las empresas”.

Además, el Gobierno local del municipio valenciano, dirigido por Robert Raga,  ha compartido que “se han efectuado pagos por valor de hasta los 5’4 millones de euros desde inicios de este año 2020 a los proveedores para el pago de los servicios y los productos solicitados por la administración local con el ánimo de que estas empresas puedan hacer frente, a su vez, al funcionamiento interno de las mismas”.

 

 

El consistorio, a través de una nota de prensa, ha compartido que “entre el mes de marzo cuando empezó la crisis del Covid-19 y hasta esta misma semana se han llevado a cabo 2’5 millones de euros, que se distribuyen con los 743.280 euros del mes de marzo, los 843.413 euros del mes de abril y los 929.536 euros efectuados este mismo mes”.

Con estas aportaciones, el Ayuntamiento de Riba-roja ha aumentado durante los meses del estado de alarma “la inversión en gasto corriente” para afrontar las iniciativas y los proyectos sociales y económicos diseñados por el equipo de gobierno del municipio.

El alcalde de Riba-roja, Robert Raga, ha apuntado que estas inversiones económicas responden a “la implicación de los empleados municipales para atender las necesidades de las personas que más lo requieren, así como la rapidez y agilidad en el pago de las facturas de los proveedores de los servicios y los productos”.