El Ayuntamiento de Móstoles reparte dispositivos electrónicos a menores vulnerables

El objetivo de esta iniciativa es que los escolares de la ciudad con pocos recursos económicos tengan «acceso a la educación pública» mientras los colegios permanecen cerrados. 

El Ayuntamiento de Móstoles ha comenzado el reparto de dispositivos electrónicos a los menores de la ciudad que se encuentren en una situación de vulnerabilidad económica.

La alcaldesa del municipio, Noelia Posse, junto con la edil de Educación y Juventud, Nati Gómez, han cedido los dispositivos a algunos centros educativos, que se encargarán de su posterior distribución a las familias previamente seleccionadas.

Con ello, el Consistorio mostoleño pretende que los menores con pocos recursos económicos accedan a “los medios necesarios para que puedan continuar sus clases telemáticamente durante todo el periodo en el que los centros permanezcan cerrados”.

Un total de 102 dispositivos llegarán a las familias que cuenten con menores estudiantes de quinto y sexto de Educación Primaria y de cursos de Educación Secundaria. Sin embargo, se estima que estas herramientas de estudio tengan un mayor alcance, ya que, dentro de algunas familias, viven varios menores que pertenecen a estas edades escolares.

Los dispositivos, junto a sus tarjeta de datos, tendrán que ser devueltos en septiembre, mes en el que se espera que se recupere la actividad escolar. Una vez que la Concejalía de Educación y Juventud los vuelva a tener a su disposición, podrán ser utilizados para «futuros préstamos a otras familias», como ha asegurado el Consistorio.

Además, han insistido en que «queremos garantizar así que todos los niños van a tener acceso a una educación pública de calidad durante el estado de emergencia y que ninguno de ellos se va a quedar atrás».