¿Cómo saber si tenemos un intruso en nuestra red Wifi?

Según los datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en 2019, nueve de cada diez hogares españoles tiene acceso a internet. De ellos, el 91,2% disfruta además de banda ancha. Para sacarle el máximo partido, la opción más cómoda que tenemos es utilizar una red wifi. El problema es que también lo es para quien decida robar nuestra conexión.

 

¿Cómo saber si roban nuestra red Wifi?

Los expertos de CaixaBank nos dan algunos detalles para saber si hay intrusos en nuestra red Wifi o no.

Una posible señal de que algo no funciona del modo en que debiera es que la conexión a internet va a una velocidad más lenta de la habitual.

Otra de las formas de saber si nos han pirateado la wifi es comprobar qué dispositivos están accediendo a ella. El router puede ejercer de chivato. Solo hay que desconectar todos nuestros equipos de la red y comprobar si sigue habiendo actividad. Para detectarlo, hay que fijarse en el indicador luminoso que aparece junto a «WLAN». Si a pesar de tener todos los aparatos desconectados continúa parpadeando, es señal de que hay alguien ajeno conectado a nuestra red.

Para ser más precisos, lo mejor es acceder al router desde el navegador introduciendo la dirección IP que, por lo general, es 192.168.1.1. Hay que tener cuidado al teclearla, ya que los ciberdelincuentes se aprovechan de los errores más comunes —como sustituir los dos últimos unos (1) por una letra i mayúscula (I)— para redirigir a los usuarios a webs fraudulentas. Una vez introducida la IP, se abre una pantalla donde hay que indicar la clave de acceso wifi.

 

Cambiar la contraseña del router periódicamente

Para evitar a estos intrusos, lo más recomendable es realizar periódicamente una revisión de los dispositivos que se conectan a nuestra wifi y cambiar la contraseña del router.

Es la mejor manera de asegurarnos de que no existe ningún intruso usando nuestra red doméstica, preservaremos nuestra privacidad y mantendremos nuestros datos a salvo.