El Ayuntamiento de Móstoles denuncia el abandono de cinco ancianos en una residencia

El Gobierno de Móstoles ha presentado una denuncia por la grave situación de abandono de cinco mayores de una residencia de Navas del Rey. 

Desde el Consistorio afirman que la Comunidad de Madrid autorizó el traslado de estos ancianos “sin previo aviso”. 

El Ayuntamiento de Móstoles ha denunciado en el juzgado de guardia el estado de “abandono” en el que se encontraban las cinco personas mayores que derivaron de la residencia Jardines de Navas (Navas del Rey) a Juan XXIII (Móstoles). Además, la entidad municipal asegura que el traslado se llevó a cabo “sin previo aviso” por parte de la Comunidad de Madrid, acotando el margen para preparar el centro a la llegada de los nuevos residentes.

La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, ha denunciado las presiones por parte de la Comunidad de Madrid para acoger a residentes de otros centros. Posse asegura que el Gobierno municipal siempre tenderá la mano para garantizar la salud de este colectivo, pero siempre que se presente la información necesaria para salvaguardar la salud de todos.

Requisito que no ha cumplido el Gobierno autonómico, por lo que la alcaldesa socialista se ha visto obligada a apuntar, a través de las redes sociales ,que estas cinco personas llegaron “sin informes personales, sin resultados que confirmen PCR negativos que garanticen la protección de los demás residentes”.

Además, el Consistorio asegura que en el acta policial hizo constar que “los cinco traslados estaban muy sucios, con fuerte olor a orín, muy cansados, con hambre y sed, llevaban levantados desde las 6:30h de la mañana y solamente habían ingerido un café”.

A pesar de que los ancianos han llegado casi sin documentos, “simplemente un papel con su medicación escrita a lápiz que apenas se ve”, como puntualiza Posse, la Consejería de Sanidad asegura que todas las personas que han sido trasladadas a Móstoles cuentan con PCR negativo de coronavirus.

ESCASOS RECURSOS 

Ahora, Noelia Posse le plantea al Gobierno autonómico cómo se puede atender a las personas que derivan con los “escasos recursos” de los que disponen, por lo que ha reclamado más medios para garantizar la salud de los más mayores y de los trabajadores.

El Ayuntamiento no solo ha presentado una denuncia, sino que también ha informado de la situación a las autoridades competentes, ya que, como concluye la alcaldesa, “por encima de ideología, está la vida de las personas y es nuestra obligación velar por los más vulnerables como son nuestros mayores y dependientes. No vamos a frenar e iremos donde haga falta para defender la dignidad de estas cinco personas que por humanidad hemos acogido”.