Plan Buen Vecino: mitigar el hambre de los vulnerables

El Plan Buen Vecino tiene como objetivo ayudar a los ancianos que viven solos o están enfermos y mitigar el hambre que se acentúa por culpa de la crisis del coronavirus

Doce voluntarios reparten 500 menús semanales, bolsas de comida y kits de higiene para reducir la posibilidad de contagios de los mayores

Un millar de personas se benefician de esta iniciativa a la que, con el paso de las semanas, se suman cada vez más usuarios

 

El coronavirus ha hecho que centenares de personas pongan en marcha iniciativas solidarias para ayudar a los más vulnerables y a los más desfavorecidos.

En función de la situación económica y social de cada país, la necesidad de poner en marcha un plan de ayudas cobra una importancia especial a la par que diferente.

El caso de Venezuela, por ejemplo, es uno de estos lugares en los que la población se ha volcado, dentro de sus posibilidades, en ayudar a los demás.

El COVID-19 ha dejado en el país 422 contagios, 10 fallecidos y 205 recuperados.

Sin embargo, la incidencia del virus en el país sudamericano se nota en el considerable aumento de la pobreza en el país y en cómo los vulnerables son todavía más frágiles.

Para paliar los efectos de la pandemia en Caracas, un total de 12 voluntarios participan en el Plan Buen Vecino cuyo objetivo es ayudar a los ancianos que viven solos o están enfermos, y mitigar el hambre que se acentúa por culpa de la crisis provocada por el coronavirus.

“ÁNGELES CAÍDOS DEL CIELO”

El Plan Buen Vecino atiende a casi un millar de personas en la capital venezolana debido a las estrictas medidas de cuarentena social que impuso el país en el inicio de la pandemia.

Todas los usuarios que reciben las ayudas de esta iniciativa promovida por Verónica Gómez, una de las humoristas más famosas de Venezuela, son personas mayores que no tienen acceso a los platos de comida recomendados y que, además, no pueden salir a la calle debido a su alto riesgo de contagio.

 

Inicialmente, el programa comenzó repartiendo menús diarios a los más desfavorecidos. Pero, gracias al éxito de la convocatoria, el Plan se ha establecido como una red de solidaridad que, con ayuda de restaurantes y supermercados, reparte 500 comidas a la semana y paquetes de comida que contienen queso, arroz, asado preparados, sopa y pan, entre otros alimentos.

La fundadora del proyecto comparte en una entrevista al diario El Tiempo que “lo importante es que ellos sepan que no están realmente solos, que hay personas que estamos pendientes de ellos“.

Uno de los voluntarios que participa en el periódico cuenta a Global Voices que el impacto que tiene el Plan Buen Vecino en un país como Venezuela es muy necesario. “No podemos curar la pobreza, pero sí podemos poner un granito de arena y ayudar a la gente que más lo necesita, que en el país es mucha”, asegura.

Muchos de los ciudadanos que reciben estas ayudan no podrían pagar las comidas porque sus pensiones han sido diluidas por la inflación y la depreciación de la moneda.

La Agencia Francesa de Prensa (AFP), en un reportaje sobre el programa de voluntariado, ha entrevistado a uno de los beneficiarios de este proyecto quien define a los voluntarios como “ángeles caídos del cielo”, por llevarles los víveres necesarios para sobrellevar esta complicada situación.

LA IMPORTANCIA DE LA HIGIENE

Al igual que cuidan de la alimentación de los más vulnerables, el proyecto también le facilita a los usuarios que se adscriben a la iniciativa diferentes kits de higiene para que se protejan frente al coronavirus.

Pese a que no pueden salir de sus casas, muchos de los mayores no cuentan con las mejores condiciones de salubridad en sus casas.

Por eso, gracias a las donaciones de otras empresas, el Plan Buen Vecino dona, junto con la comida, un paquete de productos de primera necesidad como mascarillas, geles antibacteriales, guantes, entre otros elementos de prevención.

Con esta iniciativa, el Plan Buen Vecino pretende aliviar los efectos de crisis sanitaria mundial sin precedentes que se complementa con la peor crisis humanitaria a la que se ha enfrentado Venezuela.