¿Qué efectos tiene el confinamiento en nuestra salud?

El centro de investigación de la Fundación Pasqual Maragall, junto con el impulso de la Fundación ”la Caixa”  ha iniciado un estudio para evaluar los efectos que el confinamiento podría tener en la salud mental y cerebral de las personas.

 

¿A quién y cómo se va a realizar?

La investigación está dirigida a las más de 2.500 personas cognitivamente sanas que participan en los proyectos de investigación de prevención de la enfermedad de Alzheimer del BBRC, como el Estudio Alfa.

Todas aquellas personas que participen deberán responder a una serie de cuestionarios online en dos períodos diferentes: durante el confinamiento y 18-24 meses después.

 

¿Qué aspectos se van a valorar en el estudio?

El estudio está diseñado para evaluar cuatro grandes hipótesis sobre los efectos del confinamiento durante la pandemia de la COVID-19:

1.- Salud mental. El confinamiento tendrá un impacto psicológico, incluyendo el aumento de sentimientos de ansiedad y depresión, y se asociará con irritabilidad, frustración y preocupaciones.

2.- Estilo y calidad de vida. El confinamiento se asociará con cambios en los patrones de estilo de vida (el sueño, el ejercicio) y la calidad de vida, así como con los cambios en el consumo o uso de drogas psicotrópicas (café, alcohol, nicotina).

3.- Salud cerebral. Las variables relacionadas con el confinamiento, como podría ser el estrés crónico que se ha relacionado con un mayor riesgo de padecer Alzheimer, se asociarán con la estructura y función del cerebro. También con los biomarcadores de la enfermedad de Alzheimer y la aceleración de los efectos relacionados con la edad.

4.- Impacto en las mujeres y las cuidadoras. El confinamiento en casa tendrá unas repercusiones más nocivas en la salud mental y cerebral de las mujeres y, en particular, de las cuidadoras.