Pedro Sánchez anuncia el plan de desescalada

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado, después de haber sido aprobadas en el Consejo de Ministros, las medidas del Plan para la Transición hacia una nueva normalidad. El texto se divide en cuatro fases de desescalada en cada territorio, en los que se incluyen bloques de actividades -laborales, personales, culturales, deportivas, turísticas y de culto- y explica qué se podrá hacer dentro de cada una de ellas, aunque no especifica todas las fechas estipuladas para cada etapa.

Sánchez asegura que la desescalada será gradual, asimétrica -atendiendo a la situación de cada uno de los territorios- y en coordinación con las distintas administraciones.

FASES DE DESESCALADA

FASE 0

Es el periodo de transición en el que ya se encuentra España. Las medidas de alivio que ya ha impulsado el Gobierno, como dejar salir a los niños menores de 14 años o la salida el próximo 2 de mayo para hacer deporte de manera individual, irán unidas a la apertura de “resquicios de la actividad económica”. En este caso, se incluirá la apertura de restaurantes con servicios a domicilio o los entrenamientos personales, siempre cuidando las medidas de prevención.

Asimismo, en esta fase se intensifica la preparación de los locales públicos antes de entrar en el siguiente nivel de desescalada.

FASE 1 O INICIAL

Una vez superada la Fase 0, se permitirá el inicio parcial de ciertas actividades bajo las medidas de precaución estipuladas, como el comercio bajo. Sin embargo, los grandes parques comerciales seguirán cerrados, ya que en estos lugares “se incrementa más la movilidad para desplazarse hacia ellos”, como ha asegurado Sánchez.

Las terrazas podrán abrir con una ocupación del 30%, al igual que los hoteles, aunque se excluirán sus zonas comunes.

Además, la apertura de locales tendrá un horario preferente para los mayores de 65 años, colectivo más vulnerable ante la COVID-19.

El sector agroalimentario y pesquero podrá reanudar sus actividades, cumpliendo con los protocolos de seguridad y, por su parte, los lugares de culto abrirán con la reducción de su espacio a un tercio.

En cuanto al transporte público, el uso de las mascarillas “será altamente recomendado”.

FASE 2 O INTERMEDIA 

Si se cumplen las condiciones de las fases previas, se procederá a la apertura del interior de los locales, también con un tercio del aforo disponible.

En el ámbito educativo, Sánchez ha anunciado que el curso escolar empezará el próximo mes de septiembre. Sin embargo, durante la época estival, algunos centros educativos abrirán sus puertas para ofrecer actividades de refuerzo, para acoger a los menores de 6 años en caso de que sus padres trabajen y para celebrar la EBAU.

Asimismo, en esta fase se prevé la reanudación de la caza y la pesca deportiva.

En cuanto al ámbito cultural, los espacios de ocio también abrirán, permitiendo solo un tercio de su aforo habitual. En este sentido, se podrán celebrar los actos cerrados con menos de 50 personas y, en el caso de ser al aire libre, la ocupación será de 400 personas, siempre y cuando permanezcan sentadas.

FASE 3 O AVANZADA

En esta última fase, se procederá a la flexibilización de la movilidad general de la población, recomendando el uso de la mascarilla fuera del hogar en cualquier situación. Sánchez señala que esta sugerencia de prevención es extensible a todas las fases del plan de desescalada.

En el sector comercial, se ampliará el aforo hasta el 50% y se deberá cumplir con la distancia máxima de dos metros. Finalmente, en la restauración, también se aliviarán las medidas restrictivas.

DURACIÓN DE LA DESESCALADA 

La extensión de cada una de las fases del Plan para la Transición hacia una nueva normalidad será, como mínimo, de dos semanas, ya que “es el periodo medio de incubación del virus”.

La etapa de desconfinamiento durará en cada territorio seis semanas en el mejor de los casos, mientras que si las fases anteriores no salen como están previstas, el periodo se alargará a un total de 8 semanas en todo el territorio español.

Por lo tanto, tal y como resaltó Sánchez en la comparecencia, “a finales de junio, si todo se cumple, el país alcanzaría esta nueva normalidad”.

El presidente apuntó que el calendario no es “ni cerrado ni uniforme”, puesto que avanzará o se retrasará “en función del avance de la epidemia”. Sánchez apeló a la responsabilidad ciudadana para conseguir la vuelta a la nueva normalidad.

MARCADORES TERRITORIALES

Sánchez hizo alusión a los marcadores territoriales que definirán la situación de cada provincia para poder avanzar en cada fase:

  • Las capacidades estratégicas del sistema sanitario.
  • La situación epidemiológica de cada zona.
  • La implantación de las medidas de protección colectiva en el trabajo, comercio y transporte público.
  • Los datos de movilidad y socioeconómicos.

EL COMIENZO DE LA DESESCALADA

Aunque el próximo 2 de mayo se podrá realizar actividad física individual y paseos con los convivientes, a partir del 4 de mayo es cuando se iniciará la Fase 0.

Sin embargo, las islas de Formentera, La Graciosa, La Gomera y El Hierro comenzarán directamente en la Fase 1, etapa en la que, si todo va bien, entrarían el próximo 11 de mayo el resto de provincias.