La ONU calcula que 265 millones de personas se enfrentan a hambrunas severas en 2020

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha calculado que el impacto económico de la pandemia del nuevo coronavirus durante 2020 expondrá a la inseguridad alimentaria severa a 265 millones de personas, casi el doble de los registros del año anterior, cuando se contabilizaron 135 millones.

Ante este espectacular aumento, esta agencia humanitaria de Naciones Unidas ha declarado “fundamental” mantener los programas de asistencia alimentaria, entre ellos los de esta organización, que alcanzan a casi 100 millones de personas vulnerables de todo el mundo.

El director ejecutivo del PMA, David Beasley, ha advertido de que “no sólo nos enfrentamos a una pandemia de salud a nivel global, sino también a una catástrofe humanitaria mundial”.

En ese sentido, Beasley ha insistido en que si no se aborda esta situación cuanto antes, amplias capas de la población mundial podría hacer frente “a múltiples hambrunas de proporciones bíblicas en unos pocos meses”, ya que, tal y como ha recordado, antes de la crisis sanitaria del Covid-19 “821 millones de personas se van a la cama con hambre cada noche en todo el mundo”.

Más de la mitad de las personas que padecieron hambre severa en 2019, unos 73 millones, viven en África; en países como República Democrática del Congo, Etiopía, Sudán del Sur, Sudán y Nigeria.

Fuente: Europa Press