Se registra la cifra más baja de fallecimientos en España