El Modelo Centinela de México: “de lo que se ve, la epidemia es 8 veces más grande”

En el país se han registrado más de 8.000 casos confirmados de coronavirus y al menos 686 fallecidos, sin embargo, según el subsecretario de Salud de México, Hugo López-Gatell Ramírez, el país registraría en realidad 55.951 casos bajo la estimación del Modelo de Vigilancia Centinela.

El Gobierno mexicano ha impulsado este modelo de vigilancia para estudiar y vigilar cómo se comporta el coronavirus a lo largo de todo el territorio.

López-Gatell ha explicado que este modelo no es nuevo, empezó a utilizarse en 2006 para examinar como se desarrollaban otros virus en México y en otros países, como Estados Unidos o Canadá. Este sistema tiene en cuenta los casos confirmados registrados, pero también los que no han llegado a consulta, ya que, como ha asegurado el experto en epidemiología del Gobierno, “de lo que se ve, la epidemia es 8 veces más grande. Por eso, cuando teníamos 12 casos, fue suficiente para tomar la decisión de medidas de mitigación masivas (contra COVID-19)”.

Hacer pruebas a sus más de 126 millones de habitantes conllevaría un esfuerzo colosal y hasta casi imposible, como ha asegurado el Gobierno. Por lo que, siendo consciente de ello, en lugar de hacer test masivos, se hace una estimación de los lugares y de las personas que podrían contraer el virus mediante una prueba de miles.

Este modelo ha sido comparado con las encuestas de opinión, ya que permite, en un menor plazo de tiempo, evaluar el desarrollo de la pandemia en el país. De esta manera, López-Gatell asegura que este sistema de vigilancia “permite estimar” el comportamiento del coronavirus “con un margen de error del 2% al 3%”.

DUDAS Y DESVENTAJAS 

A pesar de que el Gobierno tiene plena confianza en este sistema de vigilancia, algunos expertos se muestran algo escépticos ante este patrón de cálculo. El que encabezara en 2009 la Comisión Nacional para la Atención a al Influenza, Alejandro Macías Hernández, ha explicado a BBC Mundo que “el centinela no está diseñado para una situación epidémica” y apoya la recomendación de la Organización Panamericana de Salud (OPS) de hacer más test.

Subraya que este modelo fue efectivo hace once años con el H1N1, porque se conocía el comportamiento del virus, sin embargo, el especialista ha señalado que el SARS-CoV-19 todavía está en proceso de estudio.

MEDIDAS QUE SIGUE EL MODELO CENTINELA 

A pesar de que el método de actuación seguido por el Gobierno mexicano cuenta con la desaprobación de algunos expertos, lo cierto es que sigue con las pautas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS):

  • -Monitorear tendencias de la ocurrencia del evento para la identificación de umbrales de riesgo y generación de alertas epidemiológicas.
  • -Monitorear las características biológicas de los agentes infecciosos.
  • -Estimar, de acuerdo a las condicionantes propias de esta estrategia, la carga de enfermedad y demanda de atención en los servicios de salud.
  • -Monitoreo de los patrones de distribución geográfica y social de la enfermedad.
  • -Monitoreo de la utilización de servicios de salud.
  • -La vigilancia de la mortalidad asociada con el evento.
  • -Emplear de forma más efectiva y eficiente los recursos humanos y materiales existentes.
  • -Orientar y monitorizar el impacto de las intervenciones de prevención y control.
  • -Fortalecer la investigación epidemiológica, clínica y de laboratorio y el trabajo multidisciplinario.