El Ayuntamiento de Soria reparte mascarillas para afrontar la salida del confinamiento

El Ayuntamiento de Soria ha adquirido un paquete de 50.000 mascarillas para repartirlas en las calles de la ciudad y conseguir que los ciudadanos estén protegidos en los primeros días de salida del confinamiento.

Así lo ha confirmado el alcalde de la ciudad, Carlos Martínez, quien ha asegurado que las mascarillas tendrán un uso de una semana de duración y que “no servirían para trabajar pero sí para mejorar la seguridad en los traslados por la ciudad”. Además, Martínez ha resaltado que también se ha realizado la compra de 10.000 mascarillas de tipo FFP2.

El reparto de estos materiales, enviados por el Gobierno de España, ha sido realizado por los cuerpos de seguridad de Soria para, según el alcalde, “evitar que se pueda disparar el precio de mercado con valores abusivos y que no se produzcan aglomeraciones en farmacias y otros puntos de venta de estos suministros”.

Otro de los objetivos de este reparto en las calles de la ciudad es que ningún ciudadano se queda sin su mascarilla y que, de este modo, exista un reparto “ordenado y equitativo”.

MÁS PERSONAL PARA REALIZAR TESTS

En medio de este anuncio para facilitar la “desescalada gradual” a la que se enfrentará la ciudad una vez se decrete el fin del estado de alarma, Martínez ha querido recordar que Soria todavía se enfrenta a una situación de escasez en lo que al personal sanitario se refiere.

El alcalde de Soria ha remarcado que esta petición se hace para detectar con la mayor rapidez posible casos de Covid-19 en residencias, y también para poder conocer qué ciudadanos pueden estar contagiados de coronavirus y poder darles la atención que necesitan.