La UE pide a los 27 coordinar una salida “gradual” del confinamiento

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo europeo, Charles Michel, han abogado por una salida “coordinada” y “gradual” de las medidas de confinamiento impuestas para frenar el coronavirus, si bien han asumido que no podrá ser “idéntica” entre Estados miembros en donde la pandemia ha impacto con distintos tiempos y virulencia.

“No es una señal de que el confinamiento pueda levantarse ya, sino de que queremos ofrecer un marco para las decisiones de los estados miembro”, ha subrayado Von der Leyen en una rueda de prensa en Bruselas, para dejar claro que su propuesta no va en contra de las restricciones que imponen aún la mayoría de países de la UE.

Michel, por su parte, ha añadido que estas recomendaciones se basan tanto en el “sentido común” como en los dictámenes científicos y que el objetivo es permitir a los países de la UE preparar de manera “progresiva, no de manera idéntica, pero sí similar”, sus estrategias de salida de esta crisis.

Von der Leyen y Michel defienden así las recomendaciones a los estados miembros, que tienen la competencia exclusiva en decisiones que afectan a la seguridad, la salud y las fronteras, de que sigan criterios epidemiológicos claros que muestren una caída significativa de contagios y durante un periodo de tiempo suficiente antes de relajar el confinamiento.

El documento adoptado por el Ejecutivo comunitario advierte también a las capitales de que, antes de relajar la situación actual, deberán estar seguros de que sus respectivos sistemas sanitarios tienen la capacidad suficiente para absorber el previsible aumento de casos cuando se empiecen a levantar las medidas restrictivas.

Las recomendaciones de Bruselas abogan asimismo por una salida en varias fases, distanciadas en el tiempo, para que las autoridades puedan reaccionar si se disparan los contagios de nuevo. Por ello pide que se inicien a escala “local” y se amplíen geográficamente más tarde.

Von der Leyen ha sido tajante al advertir de que la reapertura del espacio Schengen no debería ser una de las primeras medidas, sino un paso al que se llegue “a largo plazo”.

“Primero hay que garantizar la seguridad en el plano sanitario y después, poco a poco, lentamente pero con seguridad, ir más allá del plano comercial e industrial y retomar la normalidad en la vida pública de los ciudadanos”, ha apuntado la jefa del Ejecutivo comunitario.

Fuente: Europa Press