Jeff Bezos, la persona a quien sonríe el Covid-19

Jeff Bezos, el fundador y jefe de Amazon, ha sido uno de los pocos que ha visto beneficios en esta pandemia del coronavirus. Mientras las fábricas y las industrias cierran sus puertas y la Bolsa cae, el estadounidense ha conseguido ingresar 24.000 millones de dólares desde que comenzó el año. 

Durante el confinamiento, las personas no pueden salir de casa, pero, ahora más que nunca, confían en la compañía estadounidense Amazon para hacer sus compras y recibirlas en sus domicilios.

Esta necesidad de la compra online ha causado que su fundador, Jeff Bezos, diga lo que pocos pueden afirmar en estos tiempos: que su fortuna ha crecido exponencialmente gracias a la pandemia del coronavirus.

Si ya antes de que comenzara la crisis era el hombre más rico del mundo, según la revista Forbes, ahora se ha convertido en el hombre más rico del mundo a quien el Covid-19 ha sonreído, mientras fastidia al resto de la humanidad. Bezos ha aumentado su ingresos en un 20% y ha logrado alcanzar los 138.000 millones de dólares en patrimonio. Además, este martes, Amazon anotó una subida histórica del 5,3% en el valor de las acciones, consiguiendo los 2.264,83 dólares por acción.

Decir que este aumento solo ha sido el producto del destino no sería justo, ya que el magnate estadounidense las vio venir y, por ello, a principios de febrero, cuando el patógeno empezó a propagarse con más fuerza, vendió parte de sus acciones de Amazon por un valor de 3.400 millones de dólares, para evitar una devaluación de las mismas. Por este motivo, Bezos evitó la pérdida de 300 millones de dólares.

CONTRATACIONES EN MEDIO DE POLÉMICAS

Debido al aumento de pedidos online que se ha producido en los últimos días, la compañía se ha visto obligada a contratar a más de 100.000 personas solo en Estados Unidos.

Sin embargo, muchos de sus empleados han manifestado quejas por la falta de medidas de seguridad que hay dentro de los almacenes. Dentro de la empresa ya ha habido una muerte por coronavirus, se trata de un trabajador del almacén de Hawthorne (California). Asimismo, la tensión ha aumentado por las denuncias de cuatro trabajadores que alegan haber sido despedidos injustificadamente, después de haber manifestado su malestar por trabajar sin medidas de prevención ante la enfermedad.

Amazon, por su parte, se defiende las críticas asegurando que fueron despedidos por no respetar la cuarentena tras haber estado en contacto con personas contagiadas.

EL MONOPOLIO CIERRA EN FRANCIA 

La polémica no solo se concentra en Estados Unidos, un tribunal francés falló esta semana que la compañía de Bezos no estaba salvaguardando la seguridad de sus empleados en el país de la pandemia del coronavirus, por lo que Amazon ha decidido suspender “temporalmente” toda la actividad en Francia, aunque sigue permitida la venta de alimentos, medicamentos y suministros de higiene.

El gigante del comercio electrónico aseguró, además, que va a apelar el fallo del juez, mientras elabora nuevas medidas de prevención para sus empleados.