CaixaBank adelanta el cobro de la pensión de la Seguridad Social de abril

CaixaBank ha decidido adelantar al día 15 de abril el cobro de la pensión de la Seguridad Social. De esta manera, la entidad líder en España con 2,7 millones de clientes mayores de 65 años y una cuota de mercado del 30%, ingresará en la cuenta de sus clientes un total de 1,8 millones de pensiones domiciliadas por importe de unos 2.000 millones de euros.

La entidad ha sido la primera del sector en lanzar medidas de protección específicas para el cliente sénior, dirigidas principalmente a evitar desplazamientos a las oficinas que no sean estrictamente necesarios, en cumplimiento de las recomendaciones indicadas por las autoridades.

Además, ha habilitado para este sector una atención prioritaria en las oficinas y, para aquellos clientes mayores de 75 años que no utilizaban de forma habitual los cajeros y no están familiarizados con la operativa, se ha activado el Menú Caixafácil que reconoce el importe medio que el cliente suele reintegrar y ofrece, de manera visualmente muy destacada, la opción de repetir este reintegro.

 

Inteligencia artificial para el colectivo sénior

Dado que las medidas de confinamiento y prevención del coronavirus se mantendrán durante las próximas semanas, CaixaBank ha añadido nuevas iniciativas destinadas a potenciar el uso del canal online CaixaBankNow y la atención a distancia.

Este plan complementario, activo desde el pasado día 1, se ha diseñado mediante la aplicación de técnicas de inteligencia artificial, que han permitido detectar los servicios y soluciones más demandados por las personas mayores en las oficinas bancarias.

Las nuevas medidas implican, por un lado, la puesta en marcha de nuevas operativas financieras específicas para clientes sénior vía online. Igualmente, CaixaBank no devolverá los recibos básicos de los clientes mayores de 65 años (suministros de luz, agua, gas, etc.), aunque la cuenta bancaria se encuentre en descubierto.

 

Contacto solidario constante

Por otro lado, los profesionales de CaixaBank están contactando proactivamente con sus clientes mayores de 75 años que viven solos o en cuyo hogar todos los miembros tienen más de esa edad. El objetivo no es solo para informarles de los cambios y resolver sus dudas sobre servicios financieros, sino también para transmitirles su apoyo en estos momentos difíciles y su confianza en una pronta vuelta a la normalidad.