El ‘top manta’ en tiempos de coronavirus

El coronavirus en España ha hecho que muchas empresas y sectores hayan visto su producción paralizada por completo debido al estado de alarma decretado por el Ejecutivo para frenar la expansión del coronavirus.

Las ciudades españolas más afectadas han sido Madrid y Barcelona, y es en esta última en dónde uno de los colectivos más afectados por el confinamiento ha decidido reiventarse y ponerse manos a la obra en la lucha contra el coronavirus realizando una tarea que ha sido muy aplaudida por la sociedad.

El Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes de Barcelona ha reconvertido la tienda que tiene en el famoso barrio barcelonés de Raval en una fábrica de batas y mascarillas que le entregarán a los hospitales catalanes para que los sanitarios vean algo más cubierta la falta de material sanitario a la que se enfrentan desde que estalló la crisis del covid-19.

TODOS A UNA 

Los vendedores ambulantes de Barcelona creyeron que la mejor forma de colaborar en esta crisis sanitaria que azota al país era fabricando una partida de productos sanitarios que hacen falta durante esta etapa.

Hasta el momento, 1.400 mascarillas y 500 batas han sido elaboradas por los 30 trabajadores del Sindicato

Tras reconvertir su tienda en un taller de costura, un total de 30 personas trabajan diariamente en la confección de batas, mascarillas y gorros para, posteriormente, repartirlos entre los hospitales de Cataluña y así aportar su grano de arena en la lucha contra el coronavirus.

Hasta el momento, 1.400 mascarillas y 500 batas han sido elaboradas por los componentes del sindicato en un espacio que, además, ha sido adaptado para cumplir con las normas de distanciamiento y seguridad exigidos durante el confinamiento.

Más de 300 familias de vendedores ambulantes han sido abastecidas gracias al banco de alimentos puesto en marcha por el Sindicato

La labor de los también conocidos como manteros no ha quedado aquí. Para ayudar también a la población más vulnerable, el Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes de Barcelona ha creado un banco de alimentos para repartir comida y bienes de primera necesidad a todas las familias de los vendedores ambulantes que se encuentra en riesgo de exclusión social.

Según los coordinadores de la plataforma, más de 300 familias han sido abastecidas con los productos ofrecidos por el Sindicato.

La iniciativa puesta en marcha por este señalado colectivo ha sido muy aplaudida en redes sociales, en donde comparten todos los avances y actividades que realizan para hacer algo más llevadero esta etapa social que atraviesa el país.