Zahara de la Sierra, el único lugar de España libre de COVID-19

El pueblo de Cádiz, Zahara de la Sierra, ha conseguido un hecho insólito en España al ser el único lugar del país en el que se han registrado 0 casos de coronavirus desde que se decretase el estado de alarma.

Considerado uno de los pueblos más bonitos de España, Zahara de la Sierra cuenta con 1.400 habitantes, de los cuales un cuarto superan los 65 años y el resto de la población es mayor de 45 años.

Desde que se decretase el confinamiento total del país y el cese de su actividad, exceptuando las relacionadas con las tareas esenciales, Santiago Galván, alcalde del pueblo, decidió anticiparse a lo que estaba por venir y blindó a Zahara de la Sierra ante la pandemia que ha dejado en España más de 12.000 fallecidos y más de 131.000 casos confirmados.

El pueblo, convertido en una especie de fortaleza, ha dado en el clavo con la que parece ser la fórmula para protegerse ante el coronavirus.

La efectividad de las medidas impuestas por Galván ha sido tan evidente que han traspasado fronteras y tanto la CNN como otros medios internacionales se han hecho eco de este inaudito caso de Zahara de la Sierra, el único punto de la geografía española en el que el coronavirus no tiene forma de actuar. 

“AISLADO Y FELIZ”

¿Cómo ha conseguido Zahara de la Sierra blindarse ante el impacto del virus?

Desde que entrase en vigor el estado de alarma, el alcalde de Zahara de la Sierra decidió poner en marcha una serie de medidas con las que aseguraría la protección y seguridad de los habitantes del pueblo gaditano.

Entre las medidas impuestas por Santiago Galván, la primera decisión fue la de bloquear el pueblo por todas las entradas con las que cuenta, excepto una a modo de entrada y salida para favorecer el abastecimiento del pueblo. En este control fronterizo hay un patrulla de policía que controla el acceso al pueblo.

En una entrevista en Canal Sur Radio, Galván ha explicado que de las cinco entradas y seis salidas del municipio “hemos decidido dejar una única entrada principal donde Guardia Civil y Policía Local puedan hacer los controles pertinentes de entrada y salida” mientras señala que la medida ha sido muy bien acogida por los habitantes de Zahara.

Además, este control es también la zona de desinfección principal del pueblo, pues voluntarios y personal del Consistorio cuentan con el material necesario para desinfectar cada vehículo que llega y así evitar una posible propagación del virus.

Esta medida tiene como objetivo principal garantizar la tranquilidad de los vecinos frente a la pandemia. “Hemos logrado dar tranquilidad a nuestros vecinos. Saben que nadie desconocido puede entrar”, apunta el alcalde.

Sobre el suministro de comida y bienes de primera necesidad, Galván ha compartido que una empresa local está trabajando junto a dos mujeres para realizar las tareas de entregas de alimentos y medicamentos y, de esta forma, reducir la cantidad de personas en las calles.

Además, según recoge CNN España, la asociación de mujeres de Zaharilla cuida de las personas mayores que no pueden cocinar por sí mismas y organiza reparaciones básicas para ellas. “Están muy contentos porque no necesitan salir, se sienten protegidos y confiados” apunta una de las voluntarias al citado medio.

NECESIDADES CUBIERTAS HASTA EL FIN DEL CONFINAMIENTO

La cuestión económica y los servicios esenciales son otras de las grandes preocupaciones del alcalde de Zahar de la Sierra.

Por este motivo, el ayuntamiento del pueblo invertido en su fondo de contingencia para cubrir los costos de electricidad, agua e impuestos para las empresas locales durante el estado nacional de emergencia. Con esta inversión, lo que pretende conseguir es que los establecimientos y bares del pueblo sufran lo menor posible el impacto económico irreversible que causará en ellos.