Nauru, la isla remota a la que no llegará el coronavirus

El coronavirus ha dejado a su paso más de 1 millón de contagiados en todo el mundo.

Hace 3 meses que el Covid-19 estalló en Wuhan (China) y conforme pasaban los días, se contabilizaban nuevos casos de infectados en diferentes partes del planeta.

Sin embargo, hay una punto remoto, una isla de Australia más concretamente, en la que no solo no se ha detectado ningún caso, sino que sus medidas han sido tan férreas que han evitado por completo que el coronavirus entre en su territorio: Nauru. 

Nauru ha conseguido blindarse con una política de aislamiento extrema que le ha permitido erigirse como el país que no tendrá casos de COVID-19.

CAPTURA Y CONTENCIÓN 

El presidente de Nauru, Lionel Aingimea, puso en marcha la política de «captura y contención», caracterizada por el cierre de su aeropuerto, la suspensión de la solitud de asilo en la isla, la prohibición de viajeros que vengan de Asia, Europa e Irán, y también repatriaron a Australia a todos las personas que estuvieran en la isla. Los viajes a las islas Fiji, Marshall o Kiribati, también fueron reducidos de tres veces por semana a uno cada 15 días.

Además, todas los habitantes han sido puestas en cuarentena y, diariamente, son examinadas para comprobar que no presentar ningún síntoma relacionado con el patógeno. En el caso de las personas que podían presentar algún síntoma, a estas se les realizó el test de detección del coronavirus y todos dieron negativo.

Nauru está dentro de esa lista de 19 países que viven alejados de la crisis sanitaria al no contar con ningún caso del virus chino.

El caso de esta pequeña isla de Australia no es extraño, puesto que también pertenece a uno de los 10 países menos visitados del mundo, al año recibe 160 visitantes.

La población total de Nauru es de 13.000 personas y, pese a ser un país poco transitado, ha preferido protegerse antes de que fuese demasiado tarde. Las condiciones en el país no son lo más adecuadas posibles y un caso de coronavirus podría haber producido una catástrofe humanitaria.

Nauru es un país que cuenta con un hospital y sus servicios son más bien para cubrir las necesidades básicas, no para abarcar una pandemia como la del coronavirus. No tiene respiradores y las enfermeras se pueden contar con las manos.

Por este motivo ha decidido tomar medidas preventivas y lo más importante, a tiempo.

La vuelta a la normalidad se hará efectiva cuando se confirme que la pandemia es historia del pasado.

19 PAÍSES SIN CASOS CONFIRMADOS 

En esa lista de países afortunados en los que todavía no se ha detectado ningún caso de COVID-19 se encuentran Comoras, Kiribati, Lesoto, Malawi, Islas Marshall, Micronesia, Nauru, Corea del Norte, Palau, Samoa, Santo Tomé y Príncipe, Islas Salomón, Sudán del Sur, Tayikistán, Tonga, Turkmenistán, Tuvalu, Vanuatu, Yemen.

Muchos de ellos también son países que comparten la misma condición de Nauru entre los países menos visitados del mundo, pero solo algunos de ellos han impuesto medidas de protección.