Soria: «SOS, grande y con mayúsculas»

La crisis del coronavirus está sacudiendo con especial fuerza a Soria. 

La situación en la que se encuentra la ciudad es tan desesperada que su alcalde, Carlos Martínez, se ha visto en la necesidad de pedir a las entidades que pongan, con urgencia, el foco en Soria porque «es una gravísima situación. La población de Soria se muere». 

El grito de auxilio que ha lanzado Martínez no se trata de una exageración. Según datos del Registro Civil, la provincia de Soria ha alcanzado en marzo la cifra de 246 fallecimientos, frente a los 82 fallecidos del año anterior.

El escenario en el que se encuentra Soria reviste una gravedad tan grande que Carlos Martinez ha querido destacar que «Soria está a la cabeza de España en los ratios estadísticos por 100.000 habitantes de contagiados y fallecidos por el coronavirus», mientras pide que «nos pongamos en el peor escenario porque sino, no vamos a poder solventar el problema».

«Estamos ante una gravísima situación. La población de Soria se muere» advierte el alcalde.

El coronavirus ha puesto a Soria en una situación límite que necesita, con urgencia, medios para frenar el impacto del COVID-19.

«EL BARCO SE ESTÁ HUNDIENDO»

En una entrevista realizada por Carlos Martínez en el programa Ya es mediodía, el alcalde, visiblemente afectado, reconocía que la situación les está desbordando y que, según las cifras, o los responsables de la Junta actúan ya o será demasiado tarde.

«Este SOS se tiene que escuchar en Madrid y en Valladolid para que descongestionen esta situación en una de las provincias más afectadas. El barco se está hundiendo». 

Martínez sabe de lo que habla porque, basándose en los datos para demostrar que la situación de Soria es verdaderamente dramática, el alcalde afirma que la provincia triplica el porcentaje de contagios por coronavirus. «Mientras la estadística de infectados en España es del 0,10 y en Castilla y León es del 0,12, en Soria la triplicamos, con el 0,3».

«Lo que está ocurriendo ahora en Soria es lo que va a ocurrir en toda la comunidad si no se hace nada».  

A esta insostenible situación hay que sumarle dos factores que agravan, aún más si cabe, el momento que atraviesa Soria por culpa del coronavirus. Por un lado, la población envejecida que reside en la provincia, y por otro, la carencia de recursos asistenciales públicos y privados que puedan reforzar la atención sanitaria que necesitan los afectados.

En medio de esta crisis sanitaria sin precedentes, el alcalde ha pedido tanto al Gobierno de la nación como a la Junta de Castilla y León, que establezcan un plan de acción a corto y medio plazo y que no pongan parches para desbloquear este trance en el que se encuentra Soria porque «lo que está ocurriendo ahora en Soria es lo que va a ocurrir en toda la comunidad si no se hace nada».  

CARLOS MARTÍNEZ CONSIGUE EL APOYO CIUDADANO

Conseguir unanimidad en cuanto a la gestión de una crisis suele ser algo bastante complicado porque nunca se consigue contentar a todos los sectores de la sociedad.

Sin embargo, la gestión de Carlos Martínez, alcalde de Soria, ha generado una respuesta muy positiva en lo que a su forma de encarar la lucha contra el coronavirus respecta. 

En redes sociales como Twitter, muchos usuarios agradecen la gran labor del alcalde no solo por pedir lo que le hace falta a la provincia en estos momentos, sino por poner a Soria en primera plana de los medios de comunicación nacionales.

DESBORDE SANITARIO

Carlos Martínez, consciente de que la situación que vive la provincia que coordina es realmente dramática, ha pedido a los órganos de gobierno a que levanten con urgencia un hospital de campaña y también ha solicitado la ayuda del Ejército para paliar y aliviar la falta de medios y profesionales sanitarios en Soria.

La falta de personal y material sanitario en Soria es tan grande que la UCI del Hospital Santa Bárbara está colapsada y desbordada. «La Unidad de Ciudados Intensivos ha llegado a no tener camas para atender a los pacientes, la ocupación es del cien por ciento y se está trasladando a los pacientes a Valladolid y a Burgos» denuncia el alcalde.

«No podemos esperar ni 24 ni 48 horas, que nos envíen de forma inmediata ese personal y material»

El alcalde apuntó que «la situación de deficiencia en personal y material sanitario que estamos viviendo debe cortarse de raíz» y añade que «no podemos esperar ni 24 ni 48 horas, que nos envíen de forma inmediata ese personal y material». 

Con esta desesperada petición por parte del alcalde, Martínez quiere que los ciudadanos de Soria sientan que están en igualdad de derechos en comparación con el resto de comunidades autónomas, en las cuáles la asistencia sanitaria y de personal ha sido más rápida y efectiva.

Tras exigir estas medidas urgentes para intentar frenar la virulencia y letalidad del coronavirus, el alcalde de Soria ha querido tener un gesto de acercamiento con los órganos de gobierno a los que les pide que solventen la situación de la provincia, y ha asegurado que no es momento de echar culpas ni tampoco de buscar qué o quién lo ha hecho mal, es momento de arrimar el hombro y de dar soluciones.