La ONU pide un alto el fuego en el mundo para enfrentar al coronavirus

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha pedido este lunes un alto el fuego en todo el mundo para que los países puedan centrarse en derrotar al «enemigo común» que supone el coronavirus.

«La furia del virus ilustra la locura de la guerra. Por eso, hoy hago un llamamiento a un alto el fuego global inmediato en todos los rincones del mundo«, ha dicho el jefe de la ONU.

Guterres ha lamentado que, a pesar de que «el mundo se enfrenta a un enemigo común, el Covid-19», que «no entiende de nacionalidad o de etnia, de facciones o de fe», sino que «ataca indiscriminadamente», los conflictos armados continúan.

«Los más vulnerables –las mujeres, los niños, la gente con discapacidades, los marginados y los desplazados– pagan el mayor precio» de estas guerras y «ahora se enfrentan también al alto riesgo de sufrir pérdidas devastadoras por el Covid-19», ha subrayado.

Además, el secretario general ha llamado la atención sobre el hecho de que «en los países arrasados por la guerra los sistemas de salud han colapsado» y «los profesionales de la salud, ya pocos en número, suelen ser atacados».

Por todo ello, ha considerado que «es el momento de parar los conflictos armados y centrarnos juntos en la verdadera lucha por nuestras vidas». Hay que «acabar con la enfermedad de la guerra y luchar contra la enfermedad que está arrasando nuestro mundo», ha reclamado.

Así, ha urgido a las partes en conflicto a «silenciar las armas» con el objetivo de «crear corredores humanitarios, abrir las ventanas de la diplomacia y llevar esperanza a algunos de los lugares más vulnerables ante el Covid-19».

Guterres ha animado a los combatientes a dejarse inspirar por «las coaliciones y el diálogo que lentamente van tomando forma entre rivales en algunas partes del mundo para aunar enfoques contra el Covid-19». «Esto es lo que nuestra familia humana necesita, ahora más que nunca».

La iniciativa ha sido respaldada de inmediato por organizaciones como Save the Children, que ha destacado que la iniciativa serviría para proteger la vida de 415 millones de niños que viven en zonas de conflicto.

Fuente: Europa Press